Deutsche Bank anunció ayer unas pérdidas de 6.024 millones de euros en el tercer trimestre del año, últimamente la entidad se ha visto envuelta en una serie de escándalos como la manipulación de los índices hipotecarios Libor y Euribor, el blanqueo de dinero o la violación de las sanciones a países como Rusia o Irán, que le han llevado a presentar unos resultados rematadamente decepcionantes.  
En el último año Deutsche Bankha tenido que aprovisionar unos 4.800 millones de euros para hacer frente a los numerosos procesos legales en los que se ha visto inmerso. Los negativos resultados también se deben en gran medida a las depreciaciones de activos consignados en la banca de inversión, por un valor de unos 5.800 millones de euros.

El recientemente nombrado copresidente de Deutsche Bank, John Cryan, reportó los peores resultados de la historia del mayor banco alemán y aprovechó para anunciar un plan de saneamiento radical que incluye el despido de 15.000 empleados, el abandono de sus actividades en 10 países y la eliminación del dividendo para 2015 y 2016.

Tras el anuncio del plan de saneamiento, las acciones de la entidad se desplomaron más de un 6% en bolsa y vuelven a retomar la senda bajista hasta en más corto plazo. Desde sus máximos anuales, marcados en torno a los 36,60 euros, los títulos de Deutsche Bank cotizan con un descuento del 30%.

A finales de septiembre, sus acciones marcaron un nuevo mínimo anual inferior a los que había marcado el "lunes negro de agosto" en el soporte situado en 23,50 euros, desde ese nivel, se inició una tendencia alcista que se mantuvo vigente hasta ayer.

A finales de la semana pasada y después de cuatro intentos, sus acciones consiguieron superar el soporte situado en 27 euros por acción y la tendencia alcista de corto plazo continuó desarrollándose al alza hasta casi llegar a alcanzar su media móvil de 200 sesiones.

Durante esta semana la zona de 27 euros ha venido funcionando como soporte, tras el anuncio de los planes de reestructuración, perforó este nivel y continuó cayendo hasta cerrar el siguiente nivel de soporte, situado en el entorno de los 25,35 euros por acción.

Si acaba perdiendo este nivel, no hay referencias de soporte hasta la zona de mínimos anuales, marcados en 23,50, justo donde se marcaron los mínimos de 2014 hasta en 4 ocasiones. Por debajo de esta zona el siguiente nivel de soporte está situado en 22 euros, y no hay referencias de cotización en estos niveles desde agosto de 2012.


Deutsche Bank


David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades.

*Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital.

Las ideas y opiniones expresadas aquí son únicamente las del escritor y no necesariamente reflejan el punto de vista de ActivTrades PLC. La finalidad de este artículo es informativa y no debería ser considerado como un consejo de inversión. Las previsiones dadas no son indicativas de resultados futuros y la decisión de actuar sobre las ideas y sugerencias presentadas en este artículo es decisión del lector. ActivTrades PLC está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) del Reino Unido. El número de registro de la FCA es 434413.