El hecho de ser el valor más barato por precio por acción ha funcionado como reclamo para los especuladores, que en tres semanas que llevamos de año han logrado que Urbas se revalorice un 100%.

Aunque en numerosas ocasiones se ha jugado la posibilidad de seguir cotizando en bolsa por su bajo precio por acción, esto precisamente se ha convertido en el imán de Urbas en las últimas semanas. Su escaso precio por acción y su iliquidez hace que con una escasa inversión se pueda mover el valor fuertemente. Así, vemos que días como hoy, en los que Urbas se dispara, el efectivo negociado triplica la media diaria de un mes (7,14 millones versus 2,20 millones).

Fuente: Infobolsa

Además, el valor acumula seis sesiones consecutivas de subidas que le han aportado una revalorización del 75%. A esto hay que sumarle la mejora que está experimentando hoy que, en el pico de la sesión ha llegado a ser del 14,29%. Pero, es que, desde los mínimos de este ejercicio marcados en 0,012 euros, el precio ya se ha duplicado.


                                
La compañía, que a cierre de septiembre salía de pérdidas al ganar 1.054 euros, tenía una deuda financiera consolidada de 149.949 euros  y está inmersa en un proceso de refinanciación.
 

Fuente: Urbas