En los últimos meses las expectativas sobre Grecia se van dando la vuelta. 

Una prueba de ello, es que el algunos títulos de deuda pública griega se han cuadriplicado desde los mínimos fijados en junio de 2012. También lo refleja la deuda corporativa de grandes empresas griegas que han emitido bonos con éxito de demanda y grandes inversores de renombre han vuelto a la renta variable del país heleno.

Según Morginstar, si nos centramos en los fondos de inversión que se han vinculado a la deuda griega, DELOS Income Domestic Fund A, Eurobank EFG (LF) Greek y Interamerican Fixed Income han entregado retornos superiores al 100% en el último año mientras su benchmark, European Government Bond Fund, en los últimos 12 meses apenas ha ofrecido un retorno del 3,5%.

Explícitamente, el fondo DELOS que gestiona 83 millones de euros ha ofrecido un rendimiento del 108% por lo que se sitúa como el fondo de bonos de mayor rendimiento del mundo. Muy de cerca le sigue Eurobank EFG (LF) Greeky Interamerican Fixed Icome que obtubieron unos rendimientos del 107% y 105% respectivamente en los 12 meses anteriores.

Aunque estos fondos son muy pequeños, en términos de rendimiento están muy por delante de que el mejor fondo de bonos americanos que generó una rentabilidad del 34% y el mejor fondo posicionado en deuda de los de mercados emergentes que aportó un retorno del 31% .

Estos buenos resultados han sido obtenidos gracias a la misma estrategia... comprar deuda griega en el auge de un pánico desatado por la crisis de deuda soberana de la zona euro, mientras otros inversores se alejaban de este tipo de productos financieros.

En declaraciones al periódico financiero Wall Street Journal, el gestor del fondo Eurobank EFG el señor Aris Papageorgakopolus, aseguró que la buena suerte ha sido un elemento muy importante en el rendimiento de su fondo ya que según sus propias reglas, los fondos deben invertir al menos el 50% de sus activos en bonos del gobierno griego y él mismo pudo asignar el 100% del fondo a esta causa. Además, aunque la volatilidad de los bonos griegos se ha reducido, en los últimos meses se han acelerado el ritmo de entradas en su vehículo de inversión.

Ante este escenario... ¿Han cambiado definitivamente las expectativas de la deuda griega?, ¿Es tarde para posicionarse en este tipo de activos o aún constituyen una gran oportunidad de inversión?

"Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones"