Esta tarde Telefónica fijará sus objetivos para los próximos cinco años en su plan Estratégico 2016-2020. Lo hará centrado en sus negocios digitales en torno a las redes de nueva generación como la fibra y el 4G. La compañía lo hace en plena fase de rebote, según los indicadores técnicos. 

Año nuevo, plan nuevo. 2016 comenzará con nuevos objetivos para Telefónica, los que defina en su Plan Estratégico 2016-2020 que presentará esta tarde a partir de las 16:10 horas. Un plan en el que la operadora pondrá en revisión su estrategia de despliegue de la red de fibra óptica tras conocerse la regulación de este mercado propuesta por la Comisión Nacional de los Mercados de Competencia (CNMC). 

Un plan que pone fin al anterior, denominado Be More, y que fue el punto de partida para transformar al compañía en una “telco” digital centrada en la expansión de negocios como el vídeo y la televisión de pago, la nube, la ciberseguridad, big data o conexiones móviles entre máquinas M2M.



En los tres primeros trimestres del ejercicio Telefónica ha registrado un beneficio neto de 4.577 millones de euros, lo que representa casi un 70% más que en el mismo periodo de 2014.

En un reciente informe de Barclays reiteraban que tanto beneficio como resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) podría crecer. Su valoración del negocio de infraestructuras es que podría añadir 0,8-1 euros al valor de mercado y además cree que tanto la dinámica del negocio de Reino Unido como sus previsiones de ventas serán positivas. Y eso a pesar de que las incertidumbres de Latinoamérica se mantienen.



 En España prevén un ajuste pero lo más importante es el incremento del beneficio en 2016 a pesar de que el incremento de los precios.
 En Latam, recortan los números para reflejar los movimientos en forex.
 
Hace unos días les hablábamos de la operadora como una de las alternativas a comprar dentro de un sector favorable a movimientos corporativos. En nuestro territorio ya hemos asistido a la compra de Jazztel por parte de Orange y a la de ONO por Vodafone. Aunque huelga decir que Telefónica todavía está pendiente de culminar la compra de parte de la británica O2. (Ver: Cazador y cazado: posibles movimientos corporativos en el mercado español)

La compañía cede más de un punto porcentual en el año – aunque supone una revalorización de más del 8% contando el dividendo – y cotiza en los 11,6 euros aunque la previsión de las casas de análisises la de que la operadora podría alcanzar los 13 euros siempre que los movimientos estratégicos de la operadora reviertan en un beneficio operativo y crecimiento del OIBDA para 2015-201. Aunque “creemos que esto está recogido en la valoración”.
 
Según los indicadores técnicos, la operadora está en fase de rebote y con una puntuación de suspenso a razón de una tendencia de largo plazo que sigue siendo bajista, un momento total lento negocio y una volatilidad creciente.

Indicadores técnicos telefónica



Aun así, desde un punto de vista fundamental, tanto Telefónica como Orange son las mejores oportunidades por menor apalancamiento, mayor descuento con respecto a valor en libros, rentabilidad por dividendo y PER.