“Como esperábamos van saliendo nuevos episodios de crisis de deuda soberana, ahora le toca a Portugal que está presionando a la baja a los índices europeos y sobre todo a la bolsa española”, explica Fransesc Pau, responsable de GVC Gaesco.

“El mercado se está tomando muy mal las subastas de deuda que tenemos a lo largo de esta semana, por lo que es probable que después podamos tener algún rebote”, aseguraen Radio Intereconomía Fransesc Pau, responsable de GVC Gaesco. Además, este experto señala que “debemos estar muy atentos a China ya que pueda ser la que ayude a estas subastas también de Italia y España, lo que probablemente hará que veamos a bancos y aseguradoras subir algo, tras las grandes pérdidas que llevan acumuladas”.

Pero también quiero recordar –continúa Pau- “que la economía sigue fuerte y así como la mayoría de los índices mundiales, los emergentes, o el Nikkei están siendo alcistas, por lo que es posible que tengamos una tendencia alcista a largo plazo aunque en España seguiremos con algún susto”. “Si el pánico se dispara algo más podemos llegar a los 9.000 puntos”. Un entorno que se posiciona barato para este analista quien reconoce que “Banco Santander a 7,5 euros por acción parece bastante atractiva”.

Entre las pocas compañías que hoy nadan a contracorriente se sitúa OHL, “una compañía pequeña en España como constructora pero que se está beneficiando el valor en Latinoamérica”. Internacionalmente -continúa- “lo está haciendo muy bien, todo el mundo es alcista con el valor, su precio objetivo es de 28 euros por lo que nos gusta esta compañía”.

Dentro del mercado continuo, se disparan los títulos de SOS Corporación, “un valor que está muy barato y las noticias parecen importantes de crear una gran empresa de crear una gran empresa junto con Ebro Foods”.