Estos depósitos carecen de comisión y los clientes de los fondos de tres y doce meses pueden disponer de su dinero en cualquier momento con total libertad, recibiendo el 50% de los intereses generados hasta la cancelación. Los depósitos a uno y tres meses exigen un importe mínimo de 600 euros y un máximo de 10.000.000 euros. Por su parte, el fondo a 12 meses requiere un mínimo de 3.000 euros y el máximo es un millón de euros. Estos nuevos depósitos ya pueden contratarse en la página web de la entidad.