La inflación europea avanza escalones pese a la subida de tipos, un hecho que está aumentando, cada vez más, el atractivo de los fondos ligados a la inflación. En este sentido, Santander ha reeditado el Santander España Inflación, mientras que Fineco, la filial de banca privada de la BBK, ha lanzado el nuevo Fon Fineco Inflación.

Santander ha reeditado su fondo Santander España Inflación, un garantizado de rendimiento variable, que asegura el capital del cliente a vencimiento, el 11 de mayo de 2015. Cada febrero se revisará el índice general de precios al consumo español no armonizado. Si su variación es cero o positiva, el titular percibirá un pago en mayo de ese año de 180 euros por cada 6.000 euros que mantenga en el fondo. Si la evolución es negativa, el banco no efectuará ningún pago, ni se incurrirá en pérdidas. De esta manera, la TAE mínima del fondo es del cero por ciento, mientras que la máxima es del tres por ciento. Este producto será contratable hasta el próximo 16 de mayo y su tasa de gestión es del 1,3 por ciento. La comisión de depositario es del 0,1 por ciento.

Fineco, la filial de banca privada de la BBK, ha lanzado el nuevo Fon Fineco Inflación. Sus gestores establecen un objetivo de rentabilidad ligado al Índice General de Precios al consumo durante cinco años. No obstante, en su propio folleto se indica que dichos objetivos no están garantizados. Este producto tiene una duración de cuatro años. Al igual que el del Santander, cada febrero se revisará el índice y el cliente percibirá en mayo una retribución del 1,5 por ciento más la variación porcentual del índice. Si la suma fuera negativa, no se efectuaría el reembolso y el resultado se restaría del pago del año posterior, por lo que se podría incurrir en pérdidas. Este producto se comercializará hasta el próximo 9 de junio y su tasa de gestión es del 0,6 por ciento, mientras que la de reembolso es del cinco por ciento.