El QE europeo ha sabido a poco a los mercados, que ya manejaba con una cifra de 1,1 billones de euros tras la filtración de Bloomberg.
De hecho, el director de inversión de la firma estadounidense Guggenheim Partners, Scott Minerd, acaba de hablar en la CNBC para decir que la cifra le sabe a poco. No es de extrañar, si se tiene en cuenta que la cantidad es alrededor de un 30% de lo que gastó la FED en compras desde 2008 hasta que finalizó el tapering a finales del año pasado. Eso sí, hablamos de un programa de 6 años en el caso de EE.UU. y de algo más de 18 meses en el caso europeo, si no se extiende.

Mario Draghi ha anunciado hoy un QE de 1,1 billones de dólares (1,26 millones de dólares) hasta finales de septiembre del año que viene. Así, Mineard ha afirmado que el BCE va a tener que comprar muchos más bonos que la FED si lo que quiere es mejorar el crecimiento de la economía de la eurozona.

En opinion de Mineard, la fecha de finalización de este EuroQE se ha adoptado para calmar a los alemanes, que han sido siempre los más reacios a adoptar una mutualización de la deuda europea. De hecho, el propio Draghi ha confirmado que la decisión de comenzar con la compra de activos en marzo no ha sido unánime, y aunque no ha señalado directamente a los representantes del BundesBank, todos los expertos piensan que está hablando de los alemanes.

“Creo que Draghi ha sido muy astuto políticamente. Probablemente tendrá que maniobrar mucho si realmente quiere avanzar con este tema”, ha afirmado el experto en la entrevista con la CNBC.

El experto ha dicho tras ver la reacción del mercado de bonos europeo que en principio parece que los inversores consideran que el QE estimulará. Sin embargo ha dicho que, personalmente, cree que el BCE necesitará hacer mucho más.

Tras la noticia, la rentabilidad de los bonos europeos ha seguido cayendo. La rentabilidad del bono español ha caído a mínimos históricos.

Bono español