El ejecutivo mexicano establecerá una sanción contra OHL, que es concesionaria del Viaducto Elevado Bicentenario, que ascenderá hasta los
38,3 millones de pesos (unos 1,8 millones de euros) en base al informe que ha realizado la auditora PricewaterhouseCoopers.

"El Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Auxiliares y Conexos del Estado de México (SAASCAEM) informó que, tras la revisión exhaustiva a la notificación de los hallazgos sustentados, se definió el monto de las multas aplicables", señaló el Gobierno de ese estado en un boletín. El SAASCAEM "dio inicio al procedimiento administrativo correspondiente, mediante el cual se notifica la sanción definida".


El pasado viernes salió a la luz en diversos medios de índole local que la auditoría llevada a cabo por la consultora
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
PricewaterhouseCoopers (PwC) determinó que, "no obstante que en las bitácoras de obra se deja constancia de cambios y de trabajos adicionales", no se encontró evidencia específica de autorizaciones sobre estas modificaciones.

En este sentido, desde el mes de mayo del pasado año la filial mexicana de OHL, se vio envuelta en un escándalo por un supuesto fraude en las tarifas del Viaducto Bicentenario, una autopista del central Estado de México, tras la filtración de unas grabaciones ilegales.

A estos primeros audios siguieron nuevas filtraciones que involucraron a funcionarios de alto nivel como el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, a quien supuestamente OHL le habría pagado una vacaciones, algo que él negó.

La multinacional española afirmó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) español que, de acuerdo con la auditoría de PwC y de la investigación realizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México, las imputaciones contra su filial mexicana "carecen de fundamento".