Bankinter ha arrancado esta mañana la tanda de resultados anuales del año 2014 e incluso las expectativas con respecto a las empresas están condicionadas por lo que haga el BCE. 

“Es previsible que después de llevar tanto tiempo esperando el mercado esté a la expectativa de lo que pueda pasar.

A partir de la reunión, es difícil de prever. También es cierto que las expectativas están muy bajas. Por un lado, están las expectativas que pueda tener el mercado sobre los 500.000 millones de euros y deja la puerta abierta a más medidas, tendrá un efecto neutral positivo. Y posteriormente tendría un efecto positivo sobre la economía. Todo esto limita a los potenciales.

Esto no es como el QE americano que nos pilló más o menos por sorpresa… aquí llevamos mucho tiempo descontando.

Los valores están cotizando unos beneficios que si no llega a ser por el BCE estarían mucho más abajo. No podría ser”.



*Declaraciones a Radio Intereconomía