Seis de cada diez españoles dice estar bastante preocupado por encontrarse ante una jubilación sin recursos, pero, sin embargo, no se hace mucho para remediarlo. Tan sólo un 30% ahorra regularmente para percibir una pensión complementaria, a pesar de conocer, en su mayoría, los vehículos de inversión para ello. 
 
Durante la presentación de la guía de planificación financiera ‘Tu jubilación paso a paso. Entiende. Decide. Planifica’ impulsada por el Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, en colaboración con Analistas Financieros Internacionales (AFI), Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, reconoció que lo importante es “ahorrar para el futuro, diversificar e invertir en todo tipo de activos”.

Pero, ¿cuál es el perfil del ahorrador español? Según datos facilitados por Aviva, un 60% de los españoles se muestra preocupado por no contar con recursos suficientes en el momento en el que se jubile. De hecho, somos los ciudadanos europeos con más dudas respecto a la pensión que percibiremos en un futuro derivado de las reformas a las que se viene sometiendo tanto a la parte pública de Seguridad Social como al apartado tributario y financiero del lado de los planes de pensiones.

No obstante, sí existe cierto conocimiento al respecto, una afirmación que viene respaldada por un porcentaje del 65% de encuestados que aseguran estar al corriente de los vehículos de inversión que sirven a tal efecto. Aún así, existen vaguedades. Dos de cada diez españoles dicen no saber, por ejemplo, si la esperanza de vida afecta o no al cálculo de su pensión. 


Entrevista con Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España

Entrevista con José Antonio Herce, socio director de AFI




Comparativa con Europa

España se encuentra muy por debajo de la media de ahorro respecto del resto de países europeos. “Los planes complementarios tan sólo suponen un 8% del PIB”, explica Izquierdo, lo que representa un ahorro estimado de unos 820.000 millones de euros.

Se trata de menos de la mitad si se compara con Portugal, donde se destina el 20% al ahorro de cara a la jubilación, y una cifra muy alejada respecto de países como Francia o Reino Unido, donde es del 60%.

José Antonio Herce, socio-director de AFI, asegura que, en estos momentos, lo que se ha conseguido es que “se hable más” sobre pensiones. De hecho, la reforma de pensiones planteada por el Gobierno hubiera sido impensable en años anteriores y, sin embargo, ahora “la ciudadanía ha aceptado estas reformas” cuando antes se hubieran considerado “muy duras”.


Pendientes del Gobierno

Este mismo martes, el Ejecutivo anunciaba una subida para las pensiones del 0,25% de cara al próximo año, incrementado contemplado en los Presupuestos Generales del Estado para 2014.

El viernes de esta semana podría ser aprobado el Decreto Ley por el que se pondrá en marcha el ‘cálculo’ sobre las pensiones estimado. En principio, dicha estimación será enviada a los españoles cotizantes que superen los 50 años de edad para que conozcan anualmente la pensión estimada para el momento de su jubilación.

Los expertos dicen estar pendientes asimismo de nuevas medidas planteadas a raíz de esta reforma como la exención total de las plusvalías procedentes de cualquier activo sólo en caso de ese dinero sea destinado a la adquisición de una renta vitalicia. El máximo estimado es de 240.000 euros.