Las subastas de deuda en dólares de manera coordinada entre el BCE, la Fed, el Banco Nacional de Suiza, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra “es una medida de emergencia que aportará liquidez a los bancos europeos”, dice Miguel Ángel Rodríguez, colaborador de XTB.

“Las financieras europeas estaban limitadas a la hora de acceder al crédito en dólares y, en este sentido, lo que puede ser tomado en un principio como algo positivo en las bolsas, puede darse la vuelta después”.

La subasta se realiza en dólares porque “la banca europea no tiene problemas para acceder al mercado en euros porque lo hace a través del BCE, pero a otras divisas tiene que acceder a través de mercado de crédito, por lo que los bancos americanos prestan a los europeos. Esta operativa estaba bloqueada, y ha sido desbloqueada con esta medida”, dice Rodríguez en declaraciones a Radio Interecomía. “Los bancos europeos ahora irán al BCE y, de la misma manera que consiguen euros, conseguirán dólares”.

“Las condiciones de devolución son normales, quizás algo más caras por la prima y, normalmente el tiempo al que se toman es dependiendo de la necesidad de los bancos. Es una medida temporal pero llegará el momento en que esto no sea necesario”.

El experto recuerda que “esta medida ya se tomó hace 3 años en la crisis de Lehman Brothers y facilita que se siga funcionando ante un situación de emergencia, no es la solución del problema”.