La caída de la bolsa en el primer mes del año ha provocado que las mayores biotecnológicas estadounidenses hayan rebajado su valoración hasta situase por debajo de la del S&P 500. Esto no ocurría desde hace más de cinco años, justo unos ejercicios en los que las empresas del sector habían alcanzado valoraciones muy elevadas.
 
Los expertos de Jefferies explican que aunque no se trata de un sector al que deberían dirigirse los inversores más conservadores, lo cierto es que “en estos momentos muestran valor después de la caída de más del 30% que ha experimentado esta industria desde finales del verano”.

Estas son las cuatro mayores biotecnológicas de Estados Unidos:

Amgen:  Los analistas esperan que la compañía mantenga en el medio plazo los crecimientos de doble dígito que ha venido experimentado. La biotecnológica cuenta con un pipeline muy completo con tratamientos para enferemedades como el colesterol, por ejemplo.

En lo que va de año sus títulos se dejan algo más de un 7% en bolsa y tras los descensos su PER se ha situado en 16 veces. El consenso le da un precio objetivo de 185 dólares por acción, lo que le daría un potencial del 21%.

Biogen: Desde los máximos del año pasado, la compañía se deja un 40%. Pese a encontrarse con algunos retos, lo cierto es que los expertos de Jefferies consideran que la combinación de su política de recorte de costes, así como su pipeline, hacen de la empresa una opción interesante.

En lo que va de año, sus acciones caen algo más de un 10%, que ha dejado su PER en 17 veces. El precio objetivo del consenso es de 363 dólares, lo que le da un potencial del 30%.

Celgene: Los expertos de la firma consideran que la empresa tiene un gran potencial de revalorización en 2016 gracias a que la mayor parte de los analistas de Wall Street consideran que sus beneficios podrían crecer un 15% este año.

En lo que va de año, sus acciones caen más de un 17%, aunque en este caso el PER actual de la compañía está por encima de la media del mercado, en 42 veces, según datos de Bloomberg, aunque la cifra se reduce cuando se tienen en cuenta los beneficios a 12 meses.

El precio del consenso es de 139 dólares por acción, lo que le da un potencial de un 38% desde los niveles actuales de cotización.

Gilead Sciences:  Explican los analistas que el PER de la compañía con los beneficios estimados para 2016 es de poco más de 7 veces, muy por debajo de la media del sector y del mercado.
El consenso le otorga un precio objetivo de 123 dólares, lo que implicaría un potencial de un 48%.

Mencionadas biotecnológicas