Pareciese que el Ibex está buscando suelo. Y es que, después de que llegase a perder más de un 6% durante la jornada logró cerrar por encima de los 8.000 puntos al perder un 4,11% hasta los 8.009,90 puntos. Pero, “ni a pesar de los constantes rumores de bajadas de tipos se consigue remontar un poco” explica Ana Rafels, analista de Bolsacash que añade, “los rebotes son cada vez más pequeños, con menos volumen, nos hemos alejado de los mínimos del 10 de octubre”, comenta esta experta que tendría la vista puesta en “los 7.715-7204 del Ibex y rebotes si recupera los mínimos de octubre, los 8.835 puntos”. Por encima de este nivel “el siguiente sería los 8.400 y por encima los 8.800 puntos y los 9.500 puntos”.
A partir de ahí, explica la experta de Bolsacash “sería interesante ver qué ocurre con los rebotes”. Y para ello habría que fijarse en que “se incremente la presión compradora y el volumen y descienda la volatilidad que está en niveles nunca vistos”. Según comenta Ana Rafels “cuando esto tenga lugar entonces veremos rebotes importantes y dignos de ser aprovechados, mientras tanto –asegura- nos la jugamos de una forma muy elevada”.

Banca doméstica

Caídas hoy de la renta variable española en una jornada en la que los valores bancarios, tanto de la banca doméstica, como los dos grandes colosos financieros de nuestro país, tuvieron que hacer frente a informes negativos. “Aunque el sector ha sido bastante penalizado tampoco muestra grandes diferencias con el resto de sectores que forman parte del Ibex 35 con lo que, por el momentos, coincido con las recomendaciones que se han emitido hoy y creo que no es un buen momento de estar en él”, comenta la analistas de Bolsacash que cree además que “veremos más recortes y movimientos corporativos en el sector”.

Santander y BBVA

En cuanto a los grandes del parqué, Ana Rafels se muestra también negativa en ambos valores, a pesar de que, está previsto que mañana el Santander presente unos buenos resultados trimestrales. Sin embargo, dice la experta “los resultados juegan con la desventaja de que marcan el comportamiento de la entidad a posteriori, no reflejan la situación actual, con lo cual –asegura- y sabiendo además que el Santander ha salido de compras y se ha anticipado, no entraría en el valor”. Según explica esta experta, “la proyección del valor a medio y largo plazo es bajista, aún no hemos visto suelo, no me atrevería a meterme en el valor hasta que no lo vea por encima de los 8 euros”. BBVA, por su parte, “perdió hace tiempo los 8,50 euros que era un soporte importante”, comenta esta experta financiera que añade, “su tendencia es bajista y tiene la vista puesta en los 7 euros”.

ACS

También en negativo aunque con recortes mínimos terminó ACS que cerró con una ligera corrección del 0,77%. La constructora presidida por Florentino Pérez anunció hoy que realizará una segunda amortización de acciones propias, que afectará a un máximo del 5% de su capital, con el fin de complementar la retribución que abona a sus accionistas mediante el reparto de dividendos. “Sorprendentemente –dice Ana Rafels- está teniendo un comportamiento bueno, mejor que el mercado y sorprendentemente porque está dentro de uno de los sectores más afectados por la crisis. Creo que ha incrementado la autocartera y eso ha sido uno de los motivos para que se haya visto estimulada la proyección del valor”. Sin embargo, “no le recomiendo a nadie que entre en él. Para entrar –dice- tendría que ver a la acción por encima de los 32,54 euros”.

Volkswagen


Fuera de España, llamó la atención la subida vertical de Volkswagen que terminó la jornada con un repunte espectacular del 146% hasta los 520 euros después de que Porsche anunciara que había elevado su participación en el grupo automovilístico alemán hasta el 42,6%. Además, Porsche cuenta con una opción de compra sobre un 31,4% adicional de las acciones, lo que eleva su control hasta el 74,1%. Una subida que para esta experta “no es lógica. Una subida así o tiene mayores noticias detrás o no entiendo como puede venir apoyada. La volatilidad en el valor en el día ha sido bestial. Recomiendo seguir de cerca el comportamiento del valor y a quien esté fuera, quedarse fuera”. Y es que, dice esta analista “este tipo de subidas con un mercado tan nervioso como el que tenemos ahora mismo puede dejar a más de uno escaldado”.

Recomendaciones

En cuanto a las recomendaciones, “para el inversor de a pie –dice la experta- recomiendo dejar el dinero tranquilo en el depósito” para alguien más atrevido “que tenga la vista puesta en los certificados de oro, que pueden corregir un tramo más pero que en el medio plazo –asegura- puede ser una buena inversión”.