Llevamos dos semanas en la que hemos marcado avances pero con mucha volatilidad. La incertidumbre tardará en despejarse.
 
Tenemos reunión del G20 pero no se ha conseguido ningún acuerdo, de modo que no estamos ante una acción coordinada. Tenemos los datos de empleo que se mostrará fuerte y despejará el riesgo de recesión. Pero las expectativas de subidas de tipos de interés seguirán introduciendo volatilidad en los mercados.

En Europa tenemos el IPC y eso preocupa porque a pesar de que esté basado en las caídas de los precios de la energía puede empujar a que el BCE baje los tipos de nuevo. Hay ciertos datos que pueden despejar la recesión en Estados Unidos,  pero hay que estar muy atentos.

Declaraciones a Radio Intereconomía