Los mercados siguen cayendo en lo que “supone una digestión tras las subidas que hemos visto en las últimas semanas”, reconoce Manuel Caruana,  gestor de Banco Camino.
Este experto advierte de que todo lo malo ya está acabando “bien sea porque la Troika pone una condición o porque el sector financiero acaba con su debilidad pero creo que todo lo malo ya ha salido”.

Esta tarde se espera un comunicado de la Troika. Finlandia se ha aprobado el plan de rescate y mañana Alemania será la que tenga que aprobar esa flexibilización pero Grecia parece seguir teniendo la llave. Caruana reconoce que “Grecia ha descontado que tendrá que hacer un 50% de quita de su deuda y se irá en esa dirección. El problema está en que se solucione el futuro de Berlusconi en Italia”.

Respecto a la reunión de la cúpula de Repsol, a punto de que hablen los consejos de administración estes experto reconoce que lo único que hay claro es que hay una serie de paquetes cruzados. Repsol no quiere cederle la entrada al grupo Sacyr-Pemex, lo mismo que ha ocurrido en Iberdrola. “Pero hay que recordar que Pemex es una empresa mexicana muy importante y no olvidar que hay más de 1.500 empresas españolas en México. Me da la impresión de que la solución llegará tarde pues al final siempre el que sufre es el accionista minoritario”.

Hace tiempo los analista venían viendo que el dividendo de Telefónica no era sostenible, sobre todo por las inversiones que ha realizado sobre todo en Brasil. De ahí la bajada que ha tenido en su cotización y en la calificación por parte de Fitch