A pesar del rebote de más de un punto porcentual en IAG, lo cierto es quela compañía sigue por debajo del 50% de retroceso de Fibonacci. El valor entra en fase de rebote dentro de una tendencia que sigue siendo bajista y con suspenso en indicadores.
 
 
 
Decía recientemente José Luis Cárpatos, analista independiente que “si el crudo empieza a recuperar, aumentarían los costes para todo el mundo, en especial para las aerolíneas. En este sentido, IAG lleva ya demasiado tiempo por debajo de la media de 200 sesiones y la media de 50 sesiones está por debajo de la de 100 sesiones, por lo que debemos estar muy atentos a una situación de cruce de medias a la baja, un triple cruce de la muerte, que  traiga más complicaciones a la cotización”.
 
 
La penalización que sufrió ayer el selectivo español no fue piadosa con IAG.  La aerolínea se dejó ayer más de un 7% y perdió el nivel de 6,82 euros, que se corresponde con el 50% de corrección de toda la subida previa que fue desde los mínimos de 2014. Ahora tendrá que situarse por encima de ese nivel para poder tener algo de “visibilidad”  en el muy corto plazo aunque los indicadores técnicos sobre la compañía reducen su puntuación a nivel de suspenso, 3,5 sobre 10, en fase de rebote.