Creo que la clave absoluta es Draghi aunque sabemos lo que va a hacer: Va a subir el plan de estímulos de 60.000 millones a 80.000 millones y también reducirá el tipo de depósito. Pero este tipo de medida cuestiona el beneficio de los bancos.
 
Creo que la época del monetarismo extremo ha dado muy buen resultado está agotada y se está poniendo de manifiesto que el fondo de la situación también cuenta. De diciembre a ahora se han revisado a la baja el beneficio por acción esperado del S&P 500. Es verdad que la liquidez es muy potente pero hay que tener sentido común.

Ahora todo el mundo dice que estaba cantada la OPA. Creo que era así y de manera forzada Slim tenía que fomentar una OPA. Es beneficioso porque puede conseguir contratos el Latam y puede dar más liquidez. Ahora la hemos subido a neutral con precio objetivo de 8,20 euros.

Declaraciones a Radio Intereconomía