El banco de inversión americano cree que la bolsa se enfrente a varios peligros en el corto plazo y por eso ha decidido ponerse neutral en renta variable en los próximos tres meses.
 
Esperan estos expertos un discurso más agresivo (hawkish) de la FED, sobre todo tras los últimos datos conocidos en Estados Unidos.  La tasa de desempleo, por ejemplo, está en mínimos de 44 años y la perspectiva de que el nuevo gobierno ponga en marcha políticas que incentiven la economía han hecho que la bolsa siga subiendo sin descanso.
 
Recuerdan que el S&P 500 lleva subiendo más de un año sin sufrir una corrección de más de un 10% y que ya acumula más de 67 días consecutivos en los que los mercados siguen con una volatilidad inferior al 10%. “De hecho, la volatilidad del último mes es del 6,83%, que está en el percentil siete desde 1928”, aseguran estos analistas.

Apetito por el riesgo

 

Por otro lado, las valoraciones están a niveles de máximos de ciclo y acercándose a niveles de la burbuja puntocom y todo eso con la volatilidad en mínimos multianuales. “Los inversores se preguntan cada vez más cuánto puede continuar este gap y si la bolsa puede mantener esta baja volatilidad”, explican.

En su opinión, las altas valoraciones por sí mismas no son una razón que justifique una corrección en el corto plazo si reflejan –afirman- una situación de estabilidad o mejora de los datos macroeconómicos; pero sí indican un alto riesgo de corrección.  En su último informe para clientes, los analistas de Goldman Sachs apuntan que “creemos que el riesgo de corrección en los próximos meses va a depender de cómo se relacionen en ciclo económico y los tipos de interés”, aseguran.  

Drawdons


Consideran también que en estas circunstancias, las bolsas son muy sensibles a otros shocks como podrían ser las elecciones francesas, las políticas de Estados Unidos, el precio de las materias primas y China. “El aumento del apetito por el riesgo en los últimos meses y las fuertes posicionarse de los sistemas automáticos  y algunos fondos aumenta el potencial riesgo de corrección”, alertan en la firma.  “Si se produce algún cambio en esta tendencia este tipo de inversores tienen capacidad para reducir su exposición a la renta variable de forma rápida, lo que puede aumentar la corrección y un repunte de la volatilidad”,  explican.

FED

Por esta razón, en la firma han empeorado su recomendación a la renta variable hasta neutral en los próximos tres meses, aunque mantienen su apuesta de seguir sobreponderados en doce meses.  De hecho, esperan una rentabilidad del 5% para este activo.

EStimaciones de Goldman


Asset Allocation


Por el momento, mantienen su recomendación de seguir infraponderados en renta fija, ante la posible actuación de la FED y otros bancos centrales. En c´redito prefieren el grado de inversión al High Yield.

También  siguen sobreponderando las materias primas, “porque esperamos que los fundamentales mejorarán eventualmente”.

Por último, optan por sobreponderar el efectivo debido a las valoraciones de muchos activos. Por cierto, señalan que “los bonos pueden no actuar esta vez como un buen seguro ante un cambio de actitud de los inversores cuando decidan abandonar el riesgo”.

Goldman Sachs


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“El oráculo de los crash predice un desplome del 30% en el Dow Jones”
“La FED justificará y aumentará el tono tensionador”