Si es usted accionista minoritario y se está planteando invertir en la OPV de Endesa, debe tener en cuenta los siguientes factores de riesgo:


Como la propia compañía detalla en el folleto de su OPV, existen ciertos factores de riesgo que el inversor que se acerque a esta oferta bursátil debe valorar:

1- Desinversión del negocio de Endesa, S.A. en Latinoamérica y pago de dividendos
extraordinarios
En este apartado Endesa detalla que desde la desinversión en Latinoamérica el pasado 23 de octubre, la actividad de la compañía, que se organizaba en dos líneas de negocio -Latinoamérica y España y Portugal-, pasa a centrase principalmente en España y Portugal.
Además, detalla que el importe recibido por esta venta 8.259 millones de euros, fue repartido en concepto de dividendo (a razón de 7,79 euros por acción) el pasado 29 de octubre

2- Política de dividendos
Conforme a la política de dividendos 2014-2016 Endesa se ha comprometido a aumentar su pay-out hasta el 84,5% y el 80,6%, en 2015 y 2016, respectivamente. La compañía estima que el pago de dividendos podrá realizarse con cargo a los flujos de caja generados por el negocio, sin necesidad de aumentar el endeudamiento financiero neto consolidado. (Ver: ¿Qué esconde Endesa tras el súperdividendo?)

3- Ausencia de responsabilidad de las entidades coordinadoras globales
Endesa deja claro que no hay ninguna entidad coordinadora global que asuma la responsabilidad establecida por el artículo 35 del Real Decreto 1310/2005, de 4 de noviembre. Según este artículo, la admisión de valores a negociación en un mercado secundario oficial español estará sujeta al cumplimiento de los requisitos de idoneidad relativos al emisor y a los valores y los requisitos de información que se establecen en la ley, por tanto, no a los requisitos de las entidades coordinadoras