Pasando de la zona de subida libre hacia la zona de movimiento lateral. Eso es un aviso de que estamos en un techo a corto plazo y que las bolsas pueden caer. Sin embargo, a pesar de la caída del jueves la tendencia alcista de medio-largo plazo está intacta.
Nos encontramos en un punto delicado. La clave está en lo que pasó el jueves. El miércoles las bolsas subieron con fuerza pero la alegría que supuso el romper soportes se terminó el jueves, pasando de la zona de subida libre hacia la zona de movimiento lateral. Eso es un aviso de que estamos en un techo a corto plazo y que las bolsas pueden caer. Sin embargo, a pesar de la caída del jueves la tendencia alcista de medio-largo plazo está intacta. Hoy y mañana las bolsas pueden subir pero a partir del miércoles podrían caer y dirigirse a las primeras zonas de soporte. En concreto si el S&P perdiese los 1.420 puntos probablemente se iría a los 1.405 puntos, que de perforarse las presiones bajistas se desatarían, aumentaría la presión vendedora y con ello la caída de los índices. En principio la aceleración de principios de año induce a pensar que la FED no bajará los tipos, luego cabe pensar que más que un comportamiento de Bernanke lo que preocupa es lo que ocurre con los bonos. Éstos siguen cayendo, tienen una tendencia bajista muy clara y seguirán bajando y aumentando la rentabilidad. Al haber perforado los 110 es más preocupante. Sin embargo, Bernanke tiene tiempo porque le precio del petróleo ha caído notablemente pero creemos que seguirá en tendencia bajista.