Essilor se convierte en el valor más alcista de la bolsa europea en este inicio de semana debido al anuncio de su fusión con Luxottica. Essilor sube fuertemente y roza los 120 euros por acción en la bolsa francesa.

Essilor ha llegado a un acuerdo con la empresa italiana Delfin para comprarle su participación mayoritaria en Luxottica y materializar su fusión con ésta. Así, creará un gigante mundial de la óptica de más de 15.000 millones de euros de facturación, un Ebitda neto en torno a los 3.500 millones de euros y más de 140.000 empleados.

En la primera parte de la transacción Delfin venderá la totalidad de sus acciones en Luxottica (en torno al 62 %) a 0,461 acciones por acción a la compañía francesa. A continuación, Essilor lanzará una oferta de canje sobre la totalidad de las acciones de Luxottica que queden en circulación al mismo precio. Delfin pasará a ostentar entre el 31% y el 38 % del capital de Essilor, convirtiéndose en su primer accionista. Sus derechos de voto, en todo caso, quedarán limitados al 31 % y se suprimirán los derechos dobles de voto. El consejo de administración de la empresa resultante tendrá 16 miembros, de los cuales la mitad propuestos por Essilor y la otra mitad por Delfin.
 
Los inversores de Essilor celebran esta operación y convierten al valor en el más alcista de la bolsa francesa y europea. De hecho, ha llegado a marcar máximos intradiarios en los 121,15 euros, lo que supone una mejora del 18% desde el cierre del viernes. Este fuerte tirón alcista le ha llevado a superar varios retrocesos de Fibonacci y saltar por encima de los 115 euros (61,8% de Fibonacci) e incluso a cerrar el importante hueco que tenía desde julio del año pasado entre los 120 y los 116 euros.
 
Aun así, Essilor sigue sumido en un largo lateral entre los 125 y los 95 euros, canal del que no ha salido desde el primer trimestre de 2015.