El hallazgo de un importante yacimiento en Brasil “es una buena noticia porque mejora la parte en la que Repsol estaba más floja: en la de reservas”, señala José Lizán, analista de Nordkapp. Este experto espera buenas noticias procedentes de Perú para la petrolera y que todo esto se refleje en la acción de la compañía. La noticia alivia también la presión sobre Sacyr Vallehermoso, ya que "tomó posiciones en Repsol por encima de su cotización actual y elevó mucho su nivel de deuda con esa adquisición".
"Todo lo que sea bueno para Repsol es bueno para Sacyr”, afirma Lizán al recordar que la inmobiliaria-constructora tiene un 20 por ciento de la compañía. Algo que ayuda en la línea de la noticia de la venta de Eiffage y que aleja incluso los rumores que llegaron a apuntar a una suspensión de pagos de Sacyr. Este analista de Nordkapp entiende que, con la subida que experimenta esta jornada Repsol-YPF, "hay que esperar futuras debilidades para tomar posiciones”, aunque sí que recomienda esa inversión a largo plazo, “pese a que la noticia de hoy tardará mucho en verse reflejada en la cuenta de resultados de la compañía”. Además, Lizán recuerda que el Plan Estratégico anunciado por la petrolera para los próximos años es asequible y asumible. Respecto a al evolución del Ibex 35, este analista de Nordkapp cree que “nos espera más volatilidad”. Tras tocar los 14.000 puntos apoyado por los bancos, el selectivo del continuo ha vuelto sobre sus pasos. A su juicio, la tendencia es bajista y la coyuntura económica no hace más que deteriorarse. Recomendaciones José Lizán recuerda que las principales multinacionales españolas tienen mucha presencia en Latinoamérica y que esta zona del mundo “se está manteniendo un poco al margen de la desaceleración mundial”. Por eso entiende que éste será el factor propulsor de las principales empresas del Ibex 35 presentes allí, frente a las pequeñas o medianas empresas españolas que están muy vinculadas a la demanda interna. En este sentido, se decanta por el Santander frente al BBVA, entre otras cosas porque "ha aumentado su presencia en Brasil tras quedarse con los activos de ABN Amro".