Félix González, socio director de Capitalia Familiar, asegura que es “prácticamente segura” la subida del 0,25% de tipos por parte del BCE, una situación de la que España saldrá bastante perjudicada y diferencia nuestra situación de la de nuestros vecinos portugueses.

Con la inflación europea en el entorno del 2,5% y la subyacente en el 1%, Félix González asegura, en declaraciones a Radio Intereconomía, que “el BCE está llevando a cabo un juego político presionando a los países porque ante todo quiere dejar de comprar deuda de los países europeos.”

Además, un día después de la reunión del Banco Central Europeo tendrá lugar, también en Bruselas, la reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea para tratar la situación de Portugal. González señala dos momentos clave para el país luso:“tiene que afrontar el vencimiento de su deuda primero en abril, luego en junio y el problema ahora es ver quién es el interlocutor”. Mientras, “la situación de España es diferente. Pero si no se toman medidas, sobre todo, acerca de la reestructuración del sistema bancario, probablemente no necesitemos un rescate pero sí se cree una importante hernia de deuda”.

Y es que, según González, en España “brotes verdes, en general, vemos muy pocos. Es una economía absolutamente estancada, incapaz de generar empleo y me temo que vamos a seguir muchos trimestres en esta situación porque la política económica que se está siguiendo no incentiva la recuperación del país.”

Mientras, el petróleo sigue su escalada, una situación que no se explica “desde el punto de vista de oferta-demanda”, sino que “es una subida puramente especulativa.”

De cara a los próximos días, “esta semana es una semana de transición, carente de datos importantes. La clave empieza el 11 de abril cuando las compañías estadounidenses empiecen a presentar resultados. Mientras tanto, somos más proclives a la renta variable norteamericana frente a la europea.”