Hemos tenido una corrección de cierta importancia con factores puramente técnicos ayudada por caída del dólar pero quizás necesitamos más tiempo para asimilar la fuerte subida. En este sentido, es más probable que de aquí a final de año los índices se mantengan por debajo de los máximos recientes (14.300 del Ibex) y que en algún momento nos acerquemos a los 14.000-13.500 puntos.
Todos los días tenemos algún tipo de noticia corporativa que sigue siendo el factor que más mueve al mercado. En este caso, un sector ya acostumbrado a ver estos movimientos intentando formar grandes grupos y plataformas a partir de las existentes como este del Nasdaq.