La banca está haciendo sus deberes. “Con la compleja situación que tenemos a nivel de país, estamos viendo que las entidades dan resultados más o menos robustos y lo que hacen es provisionar todo lo que es posible, que en un entorno de morosidad también provoca que haya restricción del crédito”, explica Damián Queról, director de análisis de Banco Gallego.
No hay oferta pero tampoco hay demanda, “con lo que el sector intenta limpiar al máximo sus balances antes del 30 de mayo- cuando se tiene que mandar todas las medidas de austeridad a la EBA”.

En el plano económico, Merkel ha empezado a cambiar su discurso ante su partido dando paso a unas posibles medidas de crecimiento, “lo que seguramente tendrá mucho que ver con las elecciones en Francia. Y además hay que tener en cuenta que en España es enormemente complicado que consigamos un déficit del 5.3% con recesión económica”, concluye-