Con el mercado pendiente de las declaraciones del presidente de la FED, hay muchas expectativas “y pocos frutos que recoger”, reconoce Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros.
En declaraciones a Radio Intereconomía, Roldán asegura que Bernanke es consciente de que los mercados están ansiosos por unas declaraciones institucionales y “no creo que nada satisfaga a los mercados pues las dudas están ahora sobre cuál debería ser la política correcta”. Con el PIB sobre la mesa se intuye un incremento de la inflación y da la sensación de que “en la reunión no habrá nada relevante, reiterará los objetivos que dio en la última reunión de la FED y poco más”.

Con una inflación que todavía no es preocupante, la atención está en que tiene pocas herramientas. “Si es escaso porque lo es y si es amplio, y denota una política excesivamente compradora en términos monetarios, generará un debate entre aquellos que consideran que la inflación es un problema a medio plazo”. El director de análisis de Inverseguros reconoce que “con tipos en cero y la curva de deuda en términos negativos, me preocupa ver con qué herramientas contaría la FED si el crudo sube en un entorno de crecimiento excepcionalmente bajo”

Respecto a la evolución de los mercados. Roldán cree que si pensamos en las medidas que se están anunciando se ve que” tienen efecto muy temporal, carácter más liviano y todo lo que sean medidas en países periféricos tiene una traslación al mercado muy pequeño”. El horizonte en EEUU es el de noviembre, eso nos coloca en una tesitura muy difícil porque el anuncio de hoy de la FED no satisfará a todos.

La gravedad en Europa es alta. Que un país como Finlandia - que apenas aporta al PIB dela Zona Euro - ponga condiciones al rescate “me parece tremendo porque ¿qué ocurrirá con un país que aporta al PIB como España? La realidad es que el mercado sigue pensando que se anuncian cosas pero las soluciones siguen siendo mínimas o nulas. Se ve en la situación de Gracia, que sigue siendo la misma que hace un mes”.

Si hay algún inversor que piensa que las cosas tienen que tener algo de raciocinio o valor, esperar porque todavía hay oportunidades en compañías de calidad. El inversor más moderado estar fuera del mercado de renta fija, renta variable con la máxima de preservar la liquidez.