El Ibex 35 abre la sesión con subidas. Se acerca a los 11.100 puntos, animado por el rebote que experimentó Wall Street ayer y por el abaratamiento del euro, que se sitúa en 1,0603 dólares. Además, la rentabilidad del bono español sigue marcando nuevos mínimos históricos en el 1,15%. Quien no levanta cabeza es Banco Sabadell, que sigue cayendo tras confirmar sus intenciones de comprar TSB.

Europa sigue subiendo. Los inversores parece que despiertan y comienzan a asimilar las bondades que la caída del euro, pues esta dinámica proporcionará una mejora de los beneficios empresariales, sobre todo de las compañías europeas orientadas a las exportaciones.

Además, también animan a las compras las subidas que experimentó ayer Wall Street. El mercado estadounidense ha tenido una mala semana por la subida del dólar. Además, hay miedos sobre cuándo subirá tipos la Fed. Para muchos expertos el organismo estadounidense no retrasará más allá del tercer semestre la subida de tipos, ya que si no podría recalentar su economía. La subida de tipos próxima podría conllevar serios problemas para economías emergentes altamente endeudadas en dólares.

Y mirando al panorama empresarial, las atención se centra en Banco Sabadell, después de que ayer acabar la sesión con un desplome del 6,64% tras anunciar su intención de adquirir por 2.400 millones de euros el banco inglés TSB. Según los expertos de Renta 4, esta compra equivale al 25% de su capitalización, por lo que Sabadell necesariamente tendrá que acometer una ampliación de capital de entre 1.000-1.500 millones de euros. Además, según Morgan Stanley, Sabadell está asumiendo con esta adquisición un alto riesgo, ya que tendrá que desarrollar una plataforma tecnológica. Ante las sospechas de que las intenciones de Sabadell acabarán diluyendo al accionista, los inversores hoy siguen castigándolo. Así pues, la entidad se convierte en el valor más penalizado de la apertura con una caída del 1,55% hasta los 2,28 euros.

Precisamente José Luis Cárpatos, colaborador de Estrategias de inversión, comenta que “una de las cosas que más perjudican al Ibex son las constantes ampliaciones de capital de los bancos, donde normalmente el accionista pequeño es un convidado de piedra, como se vio por ejemplo con el Santander”.

También en negativo cotiza Popular (0,37%) y Repsol (0,27). Sólo este trino se colorea de rojo.
Al otro lado Gamesa sigue imparable. Hoy encabeza los avances con una subida del 1,43% hasta los 11,30 euros.

En el grupo de los blue chips, Telefónica sube un 0,45% hasta los 13,34 euros; Santander suma un 0,30% hasta los 6,45 euros; Iberdrola sube un 0,17% y acaricia los 6 euros; Inditex se revaloriza un 1,34% y roza los 28 euros; BBVA sube un 0,30% hasta los 9,11 euros. Por cierto, hoy la entidad presidida por Francisco González celebra su junta de accionista, en la que aprobará, entre otras cosas, la remuneración con carto a las cuentas de 2014.

Atención a FCC y Bankia, que han acordado la venta de Globalvía al fondo de Malasia Khazanah por 450 millones de euros. FCC cotiza plana en los 11 euros y Bankia sube un 0,22% hasta los 1,35 euros.

Abengoa cae un 0,13% a pesar de haber conseguido un contrato en Canadá por 155 millones de dólares.

En el Mercado Continuo…
Prim sube un 3,21%, seguido de Hispania, que sube un 1,96% después de que ayer recibiera el visto bueno de la CNMV a su oferta de OPA por Realia. Hispania, no obstante, tendrá que litigar con Slim para quedarse con la inmobiliaria después de que el magnate mexicano haya mostrado su intención de realizar una contraoferta por un precio mayor. No obstante, José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, indica que “Hispania tiene cogida a Realia por los bonos. Ha lanzado una oferta teniendo en cuenta la deuda, no el equity y comprar el bono en distress tiene su riesgo, con lo que para Hispania es un win-win”.

En la parte baja, Enel Green Power se convierte en el valor más penalizado con una caída del 5,24%, acompañado por Urbas, que se deja un 4%.