Jornada de transición en Europa, marcada por la falta de referencias macro a uno y otro lado del Atlántico y aún con las reminiscencias del vicepresidente de la FED, Fischer, que no descarta una subida de tipos antes de que acabe el año.
En España, el Ibex 35 ha cerrado con caídas del 0,61%, poniendo fin así a las alzas de la semana pasada que lograron que el selectivo terminara la semana con una revalorización de más del 7%, en línea con el comportamiento de los mercados en todo el mundo.

Las empresas que más han subido del Ibex han sido OHL, que se ha apreciado un 1,86% e IAG, con alzas del 1,39%, Grifols que se aprecia un 1,09% y Abengoa B, con alzas del 0,95%. Por el contrario, las que más han caído han sido Gamesa, que se ha dejado un 4,96% y Acerinox, que se ha dejado un 3,29%.

Desde el punto de vista empresarial, la sesión ha estado marcada, de nuevo, por las noticias que llegan desde OHL. Así, el grupo Villar Mir, principal accionista de la constructora, ha vendido al fondo Tyrus Capital un total de 10.890.000 derechos de suscripción preferente para la adquisición de 21,7 millones de acciones procedentes de la ampliación de capital.

Por otro lado, Abengoa-B vuelve a ser noticia después de que la compañía sevillana haya aprobado este fin de semana la ampliación de capital por 650 millones de euros.

Fuera de España ha sido noticia la rebaja de un escalón en la calificación crediticia a Volkwagen por parte de S&P, aunque lo peor podría estar por venir, porque la propia firma ha dicho que el análisis aún no ha concluido.

En cuanto a Estados Unidos, la semana también comienza con ligeras dudas de nuevo por los mismos debates que marcan la actualidad desde hace meses. Esta vez ha sido el vicepresidente de la FED, Fischer, el que ha dicho que la institución no descarta subir los tipos antes de que finalice este año.

Desde un punto de vista empresarial, Twitter cae más de un 5% a la espera de que se confirmen los planes de su CEO de realizar despidos. Por otro lado, Ferrari podría debutar el próximo 21 de octubre después de que la empresa confirmarse el pasado viernes el precio al que podría salir a cotizar, que rondaría los 9.800 millones de dólares.

Además, hoy Dell ha anunciado la mayor operación corporativa entre dos empresas tecnológicas al confirmar la compra de EMC por 67.000 millones de dólares.