La evolución del dólar en el mercado de divisas ha sido fulgurante en los últimos meses, cuando ha llegado a subir más de un 30% con respecto a la media de una cesta de divisas globales.
Detrás de esta subida, la fortaleza de la economía del país y la proximidad de una eventual subida de tipos de interés por parte de la FED que podría producirse, incluso, en los próximos meses. El consenso espera la primera subida del precio del dinero a partir de la segunda mitad de este año. Esta decisión crearía una gran divergencia con respecto a las actuaciones de las grandes autoridades monetarias del mundo, como el BCE y el Banco de Japón.

Según una nota que han publicado los expertos de Bespoke Investment, a pesar de esta subida, al dólar aún le queda recorrido.

Dólar a un año


Por el momento, en el corto plazo la divisa aún continúa en terreno de sobrecompra desde hace un par de meses hasta ahora. De hecho, ni tan siquiera ha tocado su media móvil de 50 sesiones desde que la rompió en julio por última vez.

Desde el punto de vista del largo plazo las cosas son diferentes. “La subida del 30,5% que ha experimentado no parece tan impresionante desde este plazo. Algo que les debe gustar a los alcistas es la ruptura reciente del canal bajista de largo plazo –varias décadas- en el que estaba situada la divisa”. Desde su punto de vista, esta ruptura se ha sucedido cuando el índice ha superado al alza la zona de 87, una zona que, en opinión de los expertos de Bespoke, “los traders ven ahora como un soporte clave”, aseguran.

“La media del dólar desde 1967 -diario- está en 97,17. Así que el índice necesita subir algo más de un 4% desde esta zona para alcanzar esa media y un 7,5% para superar la zona de 100 una vez más desde que lo hiciera por primera vez el 11 de abril de 2003”, aseguran.

Dólar a largo plazo


Si quiere recibir alertas cuando el dólar cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.