Respecto a la reunión del BCE de mañana, Javier Martínez, del dpto. de RV de Deutsche Bank, cree que “Draghi no bajarán los tipos”.

Si bien, “estará atento a la evolución del precio del crudo, lo que podría hacer que mantuviera tipos en el corto plazo”.

La venta del 5% de Repsol “era una operación de esperar, pues un 10% más de autocartera no pintaba nada. La compañía ha ayudado a Sacyr a buscar una solución y era cuestión de tiempo ver una colocación. Falta otro 5%, que podría colocárselo a un inversor industrial, como Sinopec o Pemex, puesto que logaría dos representantes en el consejo”.

En el mercado emergente, “China supone el 45% del crecimiento global. Se espera que crezca al 8% este año y tiene otras necesidades demográficas y empresariales, por lo que será normal seguir viendo grandes proyectos empresariales”.

Respecto a las inversiones, Martínez dice que “es un año muy difícil. Vamos a tener más problemas de deuda y situaciones de riesgo. Hay grandes vencimientos en Italia y España y está por ver lo que pase con la calificación de Francia, por lo que, en el corto plazo sería muy cauto en bolsa. Para la segunda mitad del año apostaría por la bolsa americana”.


Declaraciones a Radio Intereconomía