“El sector financiero español está en una situación complicada, hay que buscar una solución a la valoración de los activos inmobiliario, porque es lo que está dificultando que se financien”, explica Alexis Ortega, socio-director de Finagentes Gestión.

Sin embargo, “algunos bancos están en una mejor situación que otras entidades, como las cajas, por lo que la reacción en contra del ‘banco malo' que ha tenido Santander puede poner de manifiesto que no tiene tanto riesgo inmobiliario como otras entidades, especialmente cajas”.

¿Qué tiene de bueno y de malo el ‘banco malo’? “Lo positivo es que quita a la banca el gran peso y la incertidumbre de los activos inmobiliarios, lo que facilitaría su financiación. Sin embargo, aunque en teoría, debería ser el propio sector el que lo pagara, el gran problema es el papel que tenga el Estado”.

Aunque la economía española necesita más crédito, “hay que tener en cuenta que nos encontramos en un proceso de desapalancamiento que va a hacer que tengamos una inversión menor. Por tanto, la solución no es dar más créditos, si no que se den más baratos, acorde con los tipos del mercado, lo que hará que el crédito se traslade a las empresas mejorando también su financiación”.

¿En que se diferencian los distintos países de la periferia europea? “El caso griego y el portugués son parecidos porque, ni si quiera crecían cuando la situación era boyante, lo hicieron a base de créditos, y ahora su solución va a continuar por los impagos”. En cambio, “los problemas de España e Irlanda vienen por el sobre endeudado del sector privado y por el peso inmobiliario del sector financiero. Por tanto, un ‘banco malo’ sí podría ser una solución”.

¿El mantenimiento del euro dentro de 5 años no es seguro, como pronostica Warren Buffet? “el problema es que cuando el euro suba, el riesgo de desaparición de la estructura de la moneda única, como la conocemos, sí estará en riesgo”.

Declaraciones a Radio Interecnomía