Tres décadas después de su creación, el DAX aumenta su composición pasando de 30 a 40 valores el próximo 20 de septiembre.  Un índice que representa alrededor del 80% de la capitalización del mercado cotizado alemán , que sire de barómetro de la economía alemana y que rastrea las compañía más grandes que cotizan en el mercado de valores de Frankfurt.  

En total una decena de valores pasará a formar parte del selectivo germano donde la selección de valores no se hará exclusivamente por volumen de negociación sino por capitalización bursátil. Además, habrá unos requisitos mínimos de volumen de negociación que garanticen cierto grado de liquidez.  De hecho, entre los criterios que publica Deustche Boerse para seleccionar valores en el índice están tener un capital flotante mínimo del 10% a cierre de mes; tener su sede legal u operativa en Alemania y, desde diciembre de 2020, se exige un EBITDA Positivo para los dos estados financieros más recientes. Desde marzo de este año, también se exige haber presentado sus estados financieros anuales, informes semestrales y cifras trimestrales que evidencien la presencia de un comité de auditoría en el consejo de supervisión. Todo ello además supeditado  a la asunción de los criterios ESG y de gobierno corporativo por parte de las compañías. 

Con todo, ¿quiénes son los candidatos para entrar en el DAX?

El fabricante de ropa deportiva Puma entrará a formar parte del selectivo alemán. Con una capitalizaión de 15.300 millones, la compañía cumple con los criterios de EBITDA positivos marcados por la bolsa alemana para formar parte del nuevo DAX 40.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Beiersdorf es un fabricante de bienes de consumo químicos con sede en Alemania y con un enfoque hacia productos de cuidado personal y cosméticos. La compañía opera en dos áreas de negocio: consumidor, cuidado de la piel y belleza bajo marcas como NIVEA o Eucerin, y TESA, que se ocupa del desarrollo y la fabricación de productos y soluciones autoadhesivas para clientes industriales bajo la marca Tesa.  Actualmente cuenta con una capitalización de 25.800 millones de euros, con un capital flotante de 98 millones e ingresos que, en los dos primeros trimestre del año superaron los 1900 millones de euros. 

Airbus también es otras de las elegidas para entrar en el selectivo alemán. Es una compañía de la industria aeroespacial y de defensa que opera a través de tres segemntos:  Airbus, Airbus Helicopters y Airbus Defence and Space. Centrados en la  comercialización, venta de aviones y componentes de aviones comerciales; especialista en el desarrollo, fabricación, comercialización y venta de helicópteros civiles y militares; y proporciona productos electrónicos de defensa y soluciones de mercado de seguridad global, y fabrica y comercializa misiles, respectivamente. El valor cuenta con una capitalización de 91.400 millones de euros, un free float de 582 millones y firmó los dos primeros trimestres del año con ingresos de 10.460 y 14.177 millones. 

Siemens Healthineers, especializada en diagnóstico y tecnología médica, ha tenido un excelente comportamiento en los últimos años Su valor en Bolsa actual supera los 67.000 millones de euros.

Zalando es otra delas opciones que entra en el mercado de acciones alemán además de Symrise (capitalización de 16.200 millones), Porsche (16.200 millones) o Hello Fresh, proveedor de cajas con comida fresca. 

El grupo Sartorius, proveedor internacional de equipos farmacéuticos y de laboratorio, también está muy bien situado con una capitalización de 46.000 millones de euros. 

Para ocupar los dos últimos puestos están nombres con una capitalización más discreta como Brenntag, distribuidor de productos químicos y con una capitalización de 13.200 millones  y Qiagen, con 13.800 millones de capitalización. 

Los grupos industriales, automotrices y químicos dominarán el DAX 40 con la misma claridad que el actual barómetro bursátil alemán. La intensidad de la fluctuación y, por lo tanto, el riesgo de una inversión en el Dax no cambiará de manera notable, dicen expertos del mercado.  Según estimaciones de Bloomberg, el impacto en las carteras de fondos indexados y ETFs que replican al Dax supera los 20.000 millones de euros que tendrán que moverse a partir de esta semana. No es un cambio menor. Se calcula que el nuevo Dax engordará en alrededor de 300.000 millones de euros en capitalización bursátil y llevará al índice por encima de los 1,5 billones, alrededor de tres veces el tamaño que tiene actualmente el Ibex 35, su homólogo en España.