Hoy se publicará una de las principales referencias de la semana, el anuncio de tipos de la Fed. El consenso es unánime en lo que a la decisión respecta, mantenimiento del tipo de intervención en el 5,25%.
PREVISIONES PARA EL DIA En lo que al comunicado posterior se refiere, no es de esperar grandes novedades respecto al anterior, pese a la desaceleración del deflactor del gasto subyacente de abril la semana pasada, la inflación subyacente de ese mismo mes y el débil registro de PIB del primer trimestre de este año. Manejamos un discurso que siga centrando la inflación como principal preocupación de la autoridad monetaria, aunque continúe mostrando riesgos de una desaceleración de la actividad más profunda de lo inicialmente pensado (más aún después del dato de crecimiento antes comentado). Por lo tanto, no se darán expectativas de un sesgo más relajado ni intención de poder rebajar el tipo de intervención en un futuro próximo. Como era de esperar, ante la decisión de tipos de la Fed y su comunicado posterior no habrá comparecencias de ningún miembro de la autoridad monetaria en el día. Sí lo habrá del BCE, Trichet (9:00) y Weber (9:15), aunque la proximidad del anuncio de tipos del Banco hará que los mensajes no sean de mucha relevancia y se pueden dedicar a repetir el mismo mensaje de siempre. No esperamos que la actividad repunte respecto de sesiones anteriores, ya que las citas importantes las tendremos hoy a final del día (anuncio de tipos Fed) y mañana con las decisiones del BCE y BoE. Asistimos a una apertura moderadamente bajista, debido a la mala evolución de la renta fija americana tras la subasta de bonos a 10 años. Los comentarios acerca de las cuentas públicas alemanas, que podrían anticipar su equilibrio a 2008-2009, podrían ser un fundamento de toma de posiciones largas a medio plazo.