Sube la bolsa…y, como no podía ser de otra manera, el operador del mercado nacional. BME avanza un 30% en el año, con todas las luces en verde para seguir subiendo. Pero ¿seguimos siendo optimistas?

Ser operador de la bolsa española tiene sus ventajas…pero también sus inconvenientes. Si el año pasado sufrió, y bastante, con la prohibición de las posiciones cortas por parte de la CNMV, hoy también toca celebración al calor de un Ibex35 que sigue manteniendo la vista sobre los 10000 puntos. En 2013, BME avanza más de un 30% en tanto que su índice de referencia levanta un 15% su valor.

Gráfico comparativo Ibex 35 vs BME. Fuente: Bloomberg


Una recuperación que se ha visto favorecida por un ligero incremento en la negociación durante el mes de septiembre respecto al año anterior – 48277 millones de euros – que fue un 33.1% superior a la del mes de agosto. El volumen efectivo acumulado, sin embargo, se redujo un 8.4% en el mismo período, según informaba la propia compañía.

Pero ¿esto es causa o efecto para BME? Depende, porque entre las fortalezas que tiene en valor destaca el poco impacto que ha tenido el recorte de BBVA sobre su accionariado el pasado mes de julio. La entidad ha pasado de controlar el 6.6% del capital a un 2.53%, lo que aparentemente reduce el riesgo de que haya más movimientos de calado en el capital de la compañía, pues BBVA era el único accionista con el control de más del 5% del capital.


En contra de la compañía juega la entrada de cada vez más competidores, especialmente con la entrada de los sistemas multilaterales de trading (MTFs, por sus siglas en inglés) – Chi-X, Turquoise o BAT- que suponen una alternativa a los mercados de valores, ofreciendo precios más competitivos que los mercados primarios y llegando a suponer hasta un 40% de la liquidez total de una acción. Ya les adelantábamos en la primera mitad del año  que "mientras la incertidumbre sobre renta variable española persista y los rivales de BME le sigan comiendo terreno, se mantendrá la preocupación sobre la evolución de los volúmenes en la gestora de los mercados españoles, lo que podría pasar factura a la evolución en bolsa, lo que podría jugar en contra de la retribucción a los accionistas". (Ver: BME, retribuir o no retribuir)


Comparativo cuota de mercado Bolsa de Madrid frente a MTFs


A ello se une el hecho de que la compañía cotice muy por encima del precio objetivo que le han fijado las principales casas de análisis.

Valor frente a precios objetivos


A muy corto plazo, dicen los expertos de Cortal Consors, que la subida se mantendrá siempre que el valor se mantenga por encima de los 21.7 euros. “ Técnicamente, el índice de fuerza relativa (RSI) se encuentra por encima de su zona de neutralidad de 50. El indicador de convergencia/divergencia de medias móviles (MACD) se sitúa por encima de su línea de señal y es positivo”.

Por indicadores, el valor tiene puntuación máxima, con todas las luces verdes para seguir subiendo. Pero ¿puede ser este exceso de optimismo un punto de inflexión en el valor?

Gráfico por indicadores



Según indicaban esta misma semana los expertos de Enbolsa.net, el operador de la bolsa española ha entrado en niveles de máxima confianza o complacencia. Y ya se sabe que “sentimientos extremos son síntomas de agotamiento y antesala de giros de mercado. Cuando un mercado presenta confianza o complacencia, suele ser porque la volatilidad es muy baja y el mercado sube lentamente sin apenas asustar, por lo que los inversores se sienten seguros y esto es antesala de caídas”. Penalización que podría llegar, en un primer momento, hasta los 20.5 euros.

Volatilidad BME