Los dos magnates, según han informado diferentes medios acudirán a la ampliación de capital de la constructora española en la proporción a la que se corresponde su participación actual y pese a las pérdidas que acumulan hasta hoy en día.

 
Tanto Bill Gates como George Soros van a acudir a la ampliación de capital de FCC. Esa es la noticia con la que nos hemos despertado en el día de hoy y el factor principal por el cual la compañía española ha comenzado rebotando en el mercado hasta más de un 2% desde el inicio de la jornada.

FCC gráfico


En primer lugar, el fundador de Microsoft se ha comprometido con Carlos Slim, que es el que controla actualmente la compañía, a entrar en la ampliación de capital de FCC. Gates posee acciones que suponen el 6% del total de la empresa y según fuentes consultadas por distintos medios españoles aportaría en esta operación –que ascendería en su total a unos 710 millones de euros– al menos 42,6 millones de euros.



El hombre más rico del mundo habría invertido ya, desde que tomara posiciones en la compañía, en torno a 173 millones de euros, mientras que habría asumido pérdidas desde el momento en el que realizó la inversión de hasta un 40% en dos años en los que lleva apostando por la firma fundada por la familia Koplowitz.
 
De igual manera, George Soros también acudiría a esta ampliación de capital anunciada por parte de FCC. El inversor húngaro tomó en torno al 4% del capital de la empresa a finales del 2013. Sus inversiones en la firma del sector de la construcción sumarían en torno a los 110 millones de euros, teniendo en cuenta su entrada en la anterior ampliación de capital. Hasta ahora sus pérdidas en torno a esta inversión llegarían también al 40% en este periodo.

Aun con todo, y pese a estas pérdidas que acumulan los dos grandes magnates, el hecho de que la ampliación de capital de FCC se haga a 6 euros por acción y de que Carlos Slim garantice la operación, supone que se prevea que los que hasta ahora son los grandes inversores de la firma entren en esta ampliación de capital.