Los títulos de BBVA vuelven a cotizar con una fuerte caída después de proceder a la ampliación de un 4,09% de su capital mediante una colocación acelerada para financiar su aumento de participación en el banco turco Garanti.


BBVA regresa al parqué después de que esta mañana la CNMV suspendiera su cotización ante la colocación acelerada de un 4,09% adicional de capital.

La entidad bancaria comienza a cotizar con un desplome del 4,71% en los 8,23 euros. Este movimiento es comprensible, ya que el precio de los títulos se intenta equiparar al de las acciones nuevas que se han colocado a 8,25 euros, es decir, un 4,50% por debajo del precio de cierre de ayer. (Ver: Estrategia sobre BBVA en nuestra Cartera Premium)

BBVA aumentará capital por un importe nominal total de 118,8 millones de euros, mediante la emisión de 242.424.244 acciones ordinarias de 0,49 euros de valor nominal cada una. Estos títulos nuevos serán de la misma clase y serie que las actualmente en circulación, por lo que provocará una dilución a los accionistas antiguos.

El precio de emisión de las nuevas acciones se ha fijado en 8,25 euros por título. En consecuencia, el importe efectivo total (comprendiendo el valor nominal y la prima de emisión) del aumento de Capital asciende a 2.000 millones de euros, correspondiendo 118.787.879,56 euros al importe nominal y 1.881.212.133,44 euros a la prima de emisión.

Las acciones nuevas representan un 4,09% del capital social de BBVA antes del aumento de capital y, debido al efecto dilutivo, un 3,93% de su capital social con posterioridad a dicha operación.

Estos títulos podrán ser contratados en las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia  a partir de mañana y serán admitidos a negociación ordinaria el próximo lunes 24.

Esta operación se lleva a cabo para financiar la comprar de un 14,89% adicional del banco turco Garanti a su socio Dogus. El banco español pasará así de tener un 25% de Garanti, a tener hasta un 40% y controlar el consejo de administración para poder elegir la cúpula, aunque no se verá obligado a lanzar una OPA.

BBVA pagará a Dogus 1.988 millones de euros y asumirá unas pérdidas de 1.500 millones. Para financiar esta adquisición, la entidad presidida por Francisco González llevará a cabo una colocación acelerada de un máximo de 310,48 millones de acciones equivalentes al 5,2% de su capital y con la que prevé captar hasta 2.679 millones de euros.

Álvaro Blasco, director de ATL Capital, afirma que "esta operación demuestra que Turquía es un mercado estratégico para BBVA y es atractiva porque aumenta su exposición a un mercado aún no maduro, con buenos márgenes de intermediación, con un apoyo significativo de la UE para el crecimiento y modernización de Turquía". Sin embargo, Nicolás Fernández, de Banco Sabadell, afirma que "lo negativo es que la ampliación de capital es con descuento y eso beneficia a quien puede acceder a dicha ampliación, pero no a los accionistas actuales. Además, según los expertos de Renta 4, la compra de Garanti "tendrá un impacto negativo en la cuenta de pérdidas y ganancias en no recurrente sobre beneficio neto 2015 consolidado del BBVA será de 1.500 millones de euros aproximadamente (35,4% del beneficio neto estimado para ese año) como consecuencia de diferencias de conversión debido a la depreciación de la lira turca frente al euro desde su adquisición inicial. Estas diferencias de cambios se producen al poner a valor de mercado su participación inicial (25,01%) y a consolidar por el método de integración global (antes puesta en equivalencia). Este impacto no implicará una salida de caja en BBVA".