Tras la consecución de una formación de suelo durante 2012, ha venido manteniendo desde abril del año pasado una tónica lateral entre 1,95 y 2,7 euros.

Pese a que los indicadores de Banco Sabadell comienzan a romper al alza, al tiempo que el precio hace lo propio con el transcurso de la directriz bajista desde el año pasado, esperamos una confirmación de la continuidad alcista por encima de 2,7 euros, umbral de entrada hacia las proyecciones alcistas de medio plazo en 3,9 euros.

La recomendación de Eduardo Faus, analista de Renta 4, pasa por mantener las acciones de Banco Sabadell

banco sabadell