Son dos compañías con negocios diferentes, que cotizan en mercados distintos pero que tienen una cosa en común: ambas han cambiado de fase de ciclo. De consolidación, a alcista. 


ArcelorMittal ha conseguido rebotar más del 13% desde que, el pasado mes de marzo, alcanzara los mínimos en 10,53 euros. Dicen los expertos que, con el valor a las puertas de la que sería la primera zona de resistencia de verdad – aproximadamente en los 12,10 euros- existe la posibilidad de que se pudiera tomar un descanso.

Gráfico situación ArcelorMittal


Según los indicadores técnicos sobre el valor, la situación a más largo plazo ha pasado a ser alcista con el “momento total lento” como único indicador que podría enturbiar la tendencia de la compañía del acero. ¿A favor? La tendencia de medio y largo plazo, el momento total rápido y un volumen creciente con una volatilidad decreciente.

Pero ¿y sobre Campofrío? La compañía recientemente ha visto cómo la mexicana Sigma Alimentos continúa con la compra de acciones y ayer ejecutó una nueva operación de compra de 950.277 acciones por más de 6,5 millones de euros. Una operación que entra en el marco del acuerdo entre el grupo mexicano, la china Shuanghui y el presidente de la española, Pedro Ballvé. Un acuerdo mediante el que Sigma Europa controlará un 81,71% del capital social de Campofrío que, una vez liquidada la oferta, se repartirá entre el 36,99% del grupo chino frente al 44,72% del mexicano.

Campofrio


Unos movimientos que ha llevado a la cotización a subir su puntuación en los indicadores técnicos, con una tendencia que pasa de consolidación a alcista y una puntuación de 8,5.

Reciba las alertas de cambio de ciclo de las compañías que tiene en cartera, pinchando aquí