Air France-KLM se dispara más de un 8% en la bolsa francesa después de publicar sus cuentas del 2016. Este avance le saca del lateral en el que llevaba inmersa meses y da alas a sus competidoras europeas.
 
La aerolínea francesa Air France-KLM ha sorprendido gratamente al mercado con sus resultados de 2016. La compañía obtuvo un beneficio neto anual de 792 millones de euros, subiendo fuertemente desde los 118 conseguidos en 2015. Los ingresos operativos también ascendieron, un 34,5% hasta 1.050 millones de euros, dañados por los movimientos en las divisas. No obstante, el encarecimiento del petróleo también se ha dejado notar en sus presupuestos y se espera que este año los costes de combustible se incrementen en 100 millones de dólares y todavía más en 2018.
 
 
Estas cuentas animan a los inversores a comprar, no sólo acciones de Air France-KLM, también de otras competidoras europeas. IAG lidera los avances del Ibex 35 con una revalorización de más del 2% superando los 6 euros y Lufthansa hace lo propio en el DAX al subir un 2,11% hasta los 13,33 euros.

Air France-KLM se dispara un 6,58% hasta los 5,85 euros, lo que la libera del lateral en el que se movía desde mediados de julio, comprendido entre los 5,6 y los 4,6 euros. De hecho, la subida de hoy le lleva a romper la resistencia de los 5,70 euros marcada también por el retroceso de Fibonacci del 23,6%. El siguiente retroceso se encuentra en los 6,26 euros, aunque antes tiene una resistencia intermedia en los 6 euros, pues en este nivel tiene un hueco sin cerrar desde junio del año pasado.