La compañía, que actualmente se encuentra en una situación complicada al haber presentado el preconcurso de acreedores, tiene la esperanza de que se llegue a una solución antes de la fecha límite para llegar al concurso de acreedores.

 
Así lo ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a primera hora de la jornada de hoy. En este sentido, Abengoa ha afirmado que “la compañía se encuentra en negociaciones con sus principales acreedores financieros que, dado el número y variedad de los mismos, se están organizado por grupos de cara a afrontar dicho proceso, tal y como se expone a continuación”. (Ver: Comunicado)

En este sentido, Abengoa indica que “las negociaciones se encuentran en un estadio inicial e implican a un grupo diverso y muy numeroso de acreedores financieros del Grupo”, así como deuda “sometida a distintas legislaciones y con distinta situación legal”. Por eso en estos momentos la empresa señala que “no es factible pronunciarse sobre el acuerdo que pueda alcanzarse”.
 

Pero con todo y con ello Abengoa tiene la confianza de que antes de que “expire el plazo concedido por el Juzgado (28 de marzo de 2016)” para ello se logre “alcanzar un acuerdo que asegure su estabilidad financieraa corto y medio plazo”.

Por tanto Abengoa apunta que se debe llevar a cabo una reestructuración de la deuda que “necesariamente fundarse en un plan de negocio que asegure la continuidad de la actividad empresarial en el corto y medio plazo”.

“Además, se deberá facilitar, en su caso, información sobre los principales aspectos de los acuerdos alcanzados: ampliación de plazos, quitas, capitalización de deudas, conversión de deudas en préstamos participativos, daciones en pago, garantías adicionales concedidas, etc”, comenta la compañía a través del citado comunicado.