Normalmente cuando uno estudia un spread neutral, se plantea ¿quién lo va a hacer mejor de un par de valores? Aunque en este caso, casi, casi la pregunta habría que hacerla al revés, ¿quién lo va a hacer peor? Porque bien, tiene pinta de que no lo va a hacer ninguno de los dos.

La banca española lo sigue teniendo muy mal. El desplome de por ejemplo el Santander el año pasado, ha erradicado del vocabulario bursátil el concepto de que los bancos son seguros. Eso se terminó hace mucho.

Los dos tienen muchas cosas en contra:

1- Su sector en general no va bien tampoco en Europa.

2- Nadie garantiza que no haya más ampliaciones de capital que han hecho mucho daño a los dos.

3- Se sigue sin normalizar la cartera de créditos, digan lo que digan, y eso les está generando un problema de rentabilidad muy serio.

4- La política del BCE los termina de liquidar, con los tipos tan bajos, su margen ya de por sí renqueante lo tiene complicado.

5- La situación política en España es muy complicada y tampoco favorece en nada la entrada de capital extranjero.

Pero entonces ¿quién lo puede hacer peor? Pues hay un factor que me ha dejado para el final, a los les perjudica también su elevada exposición a latinoamérica, pero el Santander, a quién está expuesto más es a Brasil. Una economía en caída libre, con pocas perspectivas de mejora entre el belén político que tienen montado, y lo que les perjudica tanto la subida de tipos en EEUU como la enorme debilidad de China de los últimos tiempos, con todos los problemas añadidos de bajadas de materias primas, problemas en divisas emergentes etc.

En cualquier caso el gráfico también tiene mucho que decir. Vean el gráfico de este spread confeccionado con mi Visual Chart.






 

 

Como podemos ver el Santander lo está haciendo mejor que el BBVA una temporada, sería interesante situarse si el spread se vuelve a girar a la baja rompiendo ese canal alcista, o bien seguir la tendencia si siguiera mejorando. En este tipo de estudios de spread, el análisis técnico es más limpio y fiable que en los gráficos de los valores normales.