“Las expectativas de volver a alcanzar máximos en algunas bolsas es demasiado optimista, pues el sector bancario, que ha caído mucho, no se va a recuperar a niveles de antes de las reestructuraciones”.

Por ende, “los índices en los que los bancos pesan mucho, como el Ibex 35 ó el CAC-40, están más retrasados. No obstante, soy positivo en las bolsas, pues los tipos de interés bajos siempre han demostrado que son el mejor combustible para los mercados”.

MAPFRE
Es una excelente compañía. Su único hándicap era ser española, debido a la alta deuda soberana española que tenía en cartera. Esto le penalizaba cuando había dudas en la deuda española, pero la bajada de primas de riesgo le está beneficiando. Es un valor con una rentabilidad potencial importante y su precio objetivo sería un euro más por encima del precio actual, mientras que su recorrido a la baja está bastante limitado. Bastará que la prima de riesgo española se mantenga en estos niveles para que Mapfre tenga un buen desempeño. Comprar por debajo de 3 euros es una buena opción, y no vendería hasta que estuviera por encima de 4.

BANKIA
Tras la ampliación de capital, Bankia valdrá alrededor de un euro. Lo que es completamente descabellado es que cotice a los precios actuales. Si multiplicamos el precio de las acciones por los títulos, Bankia capitalizaría 72.000 millones, como el Santander. Eso es incongruente.
Ponerse corto sería lo más recomendable, pero en este momento es imposible porque no hay préstamos de títulos ni instrumentos derivados que permitan esta opción. Si encuentra a alguien que le permita ponerse corto, hágalo porque el beneficio puede ser espectacular.

BME
En la medida en que los mercados se vayan normalizando, podríamos ver más actividad en las bolsas y con ello BME podría garantizar el mantenimiento de los beneficios y del dividendo. Si la bolsa española cierra el año en estos niveles, en positivo, creo que BME podrá mantener el dividendo.

ARCELORMITTAL
Se detiene el deterioro del Ebitda y las ventas y, por tanto, parece que se inicia una senda de estancamiento del deterioro. Además, el esfuerzo de reducción de costes implica el mantenimiento de la deuda en niveles no preocupantes. Si tenemos en cuenta que es una compañía que ha sido muy perjudicada en bolsa y cotizaba a unos ratios muy bajos, se entiende que haya esta recuperación por las cuentas. Es una buena opción para el medio plazo pero, si esperamos una subida de bolsa de la mano de unos resultados buenos, parece que aún nos quedan bastantes trimestres.

IAG
La diferencia con el 1Tde 2012 sólo se justifica por Iberia. Vemos un estancamiento en algunas cifras. Los costes de combustible no han
El deterioro de costes viene básicamente de personal, como consecuencia de haber cargado 300 millones de euros en ajustes en Iberia. El resultado no se va a volver a producir. Lo razonable sería que el movimiento en el mercado hoy no fuera muy grande.

BANCO SABADELL
Las perspectivas son buenas, como el resto de la banca española, en la medida en la que se vaya reduciendo la percepción del riesgo español. Tiene un esquema de protección de activos sobre el riesgo inmobiliario que despeja las dudas sobre que puedan quedar ‘esqueletos en el armario’. No obstante, un banco, con tanta presencia en la financiación a las PYMES puede verse afectado por una morosidad que pueda aparecer o que haya sido ocultada con refinanciaciones. Sabadell, igual que Banco Popular, en el peor de los casos podrían volver a tener un año de beneficios casi cero porque lo destinaran a dotaciones y, aunque siguieran así hasta 2015, Sabadell se pondría en un Per de 6 veces con un beneficio normalizado. En estas circunstancias no van a pagar dividendos tradicionales, por lo que lo mejor es seguir manteniendo el capital y no cobrar el dividendo.

RECOMENDACIÓN
Bancos españoles e italianos. La reducción de las primas de riesgo se está produciendo de una forma más positiva de la que podríamos prever, lo que acelera el proceso de saneamiento de la percepción de riesgo de los bancos.


Declaraciones a Radio Intereconomía