La renta variable europea y de EEUU ha seguido avanzando modestamente sin más catalizador que la continuidad en la caída del precio del petróleo.

Los índices en zona de fuerte sobrecompra de momento niegan las señales de fuerte retroceso que muestran los osciladores, y todo lo contrario han salvado soportes importantes al final del mes de Noviembre como es el caso del S&P500 o Ibex.

En el mercado de divisas nos sigue llamando la atención el yen que sigue perdiendo terreno contra la mayoría de divisas G-10. Divisa vendedora por excelencia cuando se confirma el apetito de riesgo, en concreto y en su cruce con el dólar podemos observar la fuerte espiral alcista una vez superadas todas las medias móviles y resistencias de calado. El cruce enfila la vuelta a máximos de 2007 o arriba de 120 yenes por dólar apoyado por la divergencia de política monetaria entre EEUU y Japón especialmente desde el final del Q3 y el aumento del estimulo en Japón hasta 80B de yenes anuales. 

jpyusd


El apetito por el riesgo con los buenos datos económicos en EEUU penaliza al Yen en el sentido que desde el país nipón se buscan instrumentos en divisas de mayor rentabilidad dado su tipo de interés nulo. Según BOA Merrill Lynch, durante el 1S2014 la salida de capital institucional en Japón equivale a $ 110 B que es el mayor outflow desde 2010. Los niveles de sobrecompra en RSI podemos considerarlos de inéditos anticipando en largo plazo un ciclo alcista a favor del dólar.