Rubén Ullúa, asesor y analista de Mercados Financieros analiza la situación técnica del Dow Jones. 

El índice ha tenido una alta volatilidad en las últimas sesiones por las expectativas sobre las decisiones de la Fed de próximos días. El Dow Jones ha de3tenido sus correcciones en la media de 200 sesiones, como pudimos ver en el Black Monday, cuando el índice cayó a los mínimos cercanos a 15.300 puntos. Desde ahí se ha recuperado de forma consistente. El índice podría desarrollar un movimiento de avance muy importante, pero en el corto plazo, el mercado debe traspasar los 17.900-18.000 puntos para poder pensar en un movimiento de liberación directa por encima de los máximos históricos en 18.350 y buscar objetivos más ambiciosos, en los 19.000 y 20.000 puntos en próximos meses. Si el Dow Jones no se sitúa por encima de 18.000 puntos, hay que vigilar las medias de 200 y 50 sesiones. La zona de 17.450-17.200 puntos es el área de contención más importante que tiene el índice. Mientras salve estos soportes, podría subir hacia los máximos históricos.

Si el Dow jones perfora los 17.200 puntos podríamos tener una alerta de un desarrollo bajista aún mayor. Podría caer incluso hacia 16.300-16.000 puntos para, desde ahí, volver a escalar y moverse entre 16.200-18.000 puntos y lograr en el primer trimestre del próximo año un movimiento de recuperación para cumplir los objetivos que manejamos en 19.500 y 20.000 puntos.

En el corto plazo somos cautelosos y esperaríamos a rupturas de 18.000 puntos.