TIER1 ha salido esta semana al Mercado Alternativo Bursátil bajo la  modalidad de Listing. La compañía tiene la internacionalización como objetivo principal en los próximos meses para, posteriormente, dar el salto disruptivo con Comerzzia. Hablamos con Javier Rubio, CEO de TIER1 sobre los próximos pasos de la compañía tras el salto al segmento de empresas en expansión.

¿Cuál es el objetivo de financiación a través del MAB?

Durante este ejercicio los recursos necesarios para la expansión de Comerzzia está saliendo de los propios recursos de Tier1. Sin embargo, en el próximo ejercicio queremos aumentar la velocidad de la expansión internacional.

¿Cuáles son sus principales objetivos de internacionalización?

Este año tenemos una fijación específica en el mercado de Estados Unidos, de hecho constituimos Comercia el pasado diciembre de 2017 en EEUU y hemos empezado a funcionar. Hoy por hoy tenemos EEUU, Colombia, Perú, Portugal y, si nos va bien, en septiembre estaremos en Francia. Que será la primera apuesta fuerte en Europa. Sin embargo, la expansión de 2019 no podemos hacerla a esa ritmo, tenemos que multiplicarla y será ahí cuando requiramos al inversor.

¿Cuál consideran que es el precio objetivo para su compañía?

Una lectura detallada del DIM evidencia que la valoración de TIER1 era algo mayor. Nosotros que queríamos salir en listing acordamos los 16 millones de euros. Nuestro objetivo próximo es acercarnos a una valoración real entre 20-21 millones de euros que depende mucho de la expansión de Comerzzia. No tanto inclusive de incrementar volúmenes de venta como de obtener los volúmenes de venta en diferentes países y con clientes altamente cualitativos.  Clientes que respaldan, frente a terceros, la solvencia del producto, nuestro saber hacer y nuestros partners que son los que ponen en marcha nuestro producto.

¿Qué fecha no deben perder de vista sus accionistas?

Aproximadamente 2020 inmediatamente después de la ampliación de capital que estaríamos haciendo para multiplicar la velocidad en la expansión internacional donde hablaríamos de un grupo de países mucho más amplio donde habría países de Europa, de Europa del Este y Asia.

¿Por qué eligieron el listing para salir al MAB?

Esto lo pueden decir muchas empresas pero TIER1 tiene dentro de su capital desde 2012 a todos los empleados de más de 5 años. A través de una sociedad, que tiene un 5% del capital, que tiene caja, que ha invertido en Comercia, están representados un gran número de empleados. Pero también hay un gran grupo de directivos que ya son socios individuales, accionistas históricos de la compañía. Al final nosotros teníamos un nivel de difusión interno importante aunque sorprendentemente queríamos ampliarlo un poco más. Nuestra intención era poner a disposición de nuevos accionistas un 1% y hemos tenido que poner un 2% cortando la demanda porque si no nos costará subir el valor de la acción.

¿Por qué el MAB y no otros mercados?

Si comparamos los requisitos del MAB con los del continuo igual no nos habría costado tanto. Inclusive antes de la salida al MAB estuvimos valorando la salida a otros mercados europeos, como el AIM inglés, el continuo era algo que hubiéramos planteado en ese momento pero lo veíamos poco realista. Creemos que el MAB aporta el marco adecuado para empresas como TIER1 y de nuestro tamaño.

¿Es Comerzzia el motivo de su salida al MAB?

Tier1 viene al MAB para lanzar el proyecto de Comerzzia. Tier1 perse piensa seguir subiendo y todas nuestras proyecciones así lo dicen pero en una línea ascendente y continua no el salto disruptivo que queremos provocar con Comerzzia.

¿Qué garantías ofrece TIER1 a sus accionistas?

Con respecto a  muchas empresas del mercado y específicamente a muchas empresas del MAB, la combinación TIER1- Comerzzia da juego interesante porque el tiempo que lleva funcionando TIER1, 25 años, con una base de clientes muy consolidada establece un suelo. El plroyecto de Comerzzia que puede ser disruptivo siempre garantiza una parte que es el propio TIER1 ya que es del todo improbable la caída de una compañía como ésta. Quizas esa combinación es algo diferencial.

¿Cómo valoran sus cuentas y cuáles son sus previsiones?

Hay que entender que nosotros preferimos hablar de beneficio, en lugar de EBITDA, porque es un dato mucho más objetivo. Las empresas de tecnología invierten mucho en software y hasta que no está en el mercado no se sabe el valor real. Por eso hablamos de volúmenes de ventas y beneficios, evidentemente medimos el resto de ratios, que son bastante altos. Realmente en 2018 ese ratio esperamos que sea positivo, igualmente alto pero posiblemente algo más bajo que el de 2017.

¿Habrá spin off de Comerzzia?

En septiembre a diciembre de 2019 es nuestra estimación. Depende de cómo funcione este período. Queríamos llegar a ese año con una foto de quiénes somos y por qué recomendamos invertir en la compañía. Pero 2019 es el año disruptivo de Comerzzia y nosotros no tenemos decidido hoy por hoy de forma totalmente cierta si optaremos por un spin off de Comerzzia y sacarla al mercado o continuar con TIer1 siendo la back up de Comerzzia. Eso dependerá de los países y los partners en los que nos hayamos implantado. Comerzzia es un proyecto intensivo en la generación de caja ya que fabricamos y vendemos el producto frente a otras compañías que sólo instalan el producto.