Esta semana, el mercado se ha movido al compás de las noticias que han ido llegando sobre la invasión rusa de Ucrania, pero también ante los anuncios del Banco Central Europeo. 

El Banco Central Europeo tan sólo está reduciendo sus estímulos, no endureciendo la política monetaria, y un aumento de los tipos de interés no será automático, dijo el viernes el jefe del banco central francés, François Villeroy de Galhau.

El BCE sorprendió el jueves al anunciar una reducción gradual de sus copiosas compras de bonos más rápido de lo esperado, abriendo la puerta a un aumento de tipos a finales de año, a pesar de la incertidumbre creada por la guerra de Rusia en Ucrania.

"Hemos dicho que si se iniciara el aumento de los tipos de interés, sería muy gradual", dijo Villeroy a la radio BFM Business. "Hemos decidido levantar el pie del acelerador (...), pero no existe la automaticidad que hemos visto en otros bancos centrales".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Según explica Araceli de Frutos, de Araceli de Frutos EAFI, los bancos centrales están ante una situación muy difícil, ya que la inflación que ya venía siendo un problema ahora se agravará a raíz del conflicto en Ucrania. 

Por ejemplo, los precios internacionales de los alimentos y los piensos podrían aumentar entre un 8% y un 20% como consecuencia del conflicto en Ucrania, lo que provocaría un aumento de la malnutridas en todo el mundo, dijo el viernes la agencia alimentaria de la ONU.

En una evaluación preliminar sobre la invasión de Rusia a su país vecino, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) dijo que no estaba claro si Ucrania sería capaz de obtener cosechas durante un conflicto prolongado, y que la incertidumbre también afectaba a las exportaciones rusas de alimentos.

"Tienen que tener esto muy monitorizado para no dañar el crecimiento económico y no llevarnos a una recesión", señala la experta y apunta a que ya hay estudios que recogen que si el petróleo llega a los 150 dólares, la reducción del PIB a nivel mundial puede ser del 3%.