Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, analiza la situación previa a la reunión del BCE. 

“Que España va a necesitar un rescate es seguro”, afirma Pellón que recuerda que se haría siempre “bajo condiciones”. “Estamos abocados al rescate porque España ha perdido toda la credibilidad de cara a los inversores internacionales. De momento, la prima de riesgo está relajada porque descuentan los mercados que nos van a intervenir. Las palabras de Draghi van a ser fundamentales puesto que dará a entender que se van a tomar acciones.”

¿No es peor para los mercados que se solicite el rescate?
“No es un rescate total como el de Portugal y Grecia, es decir, dejaron de emitir sus propios bonos y pasó a préstamos por parte de la troika. En el caso de España, la deuda en el mercado secundario la compraría el BCE y es un rescate muy diferente. Es un punto muy positivo para España.

El problema es la credibilidad de los mercados y para que se lo gane. Hemos visto que las CCAA ‘se sublevan’ pero no quieren exigencias a cambio. Hay un modelo autonómico que ahora mismo no es eficiente y sobran muchos cargos públicos y es algo en donde el estado debería meter mano. Hasta que España no tenga un plan de acción como el caso de Irlanda, puesto que España no lo tiene a parte de poner las cuentas a punto. Mientras tanto, la compra de deuda será un parche en el camino que incluso pueden ayudar a aumentar más nuestra deuda todavía”.

¿Esperan una bajada de tipos?
“No es la solución para los problemas de la UE sino todo un conjunto de medidas. Pero por separado se pueden quedar todas en algo muy pequeño.”

¿Qué les parece el denominado ‘banco malo’?
“Si gestiona bien puede llegar a ser beneficioso. Si se gestiona de una manera eficiente, lo puede ser. El problema puede ser la tasación si se hace a la baja que podría pesar sobre los hombros de los bancos y si se hace al alza pesaría sobre los contribuyentes. Lo que exige Bruselas es que se tasen a valor de mercado más posibles plusvalías futuras. Ahí va a estar el punto de inflexión”.

¿Qué le parece el hecho de que Santander se lance a sacar todas sus filiales a bolsa?
“Lo exitoso del Banco Santander es que depende muy poco del mercado y opta por captar capital en países donde no se han enterado tanto de la crisis. Es una manera de capitalizarse de una forma relativamente fácil. Es una estrategia bastante buena para el grupo”.

¿Tocará la rentabilidad por dividendo?
“El hecho de bajar el dividendo en el Santander puede hacer que los inversores salgan del banco e incluso de sus propios clientes con lo que tocarlo a la baja puede llegar a ser muy perjudicial”.

¿Qué perspectiva técnica manejan para el Ibex?
“Sigue con su senda alcista y tenemos un techo clave en los 7.600 puntos que serían muy fáciles de traspasar. En caso contrario son los 7,150 puntos.

Entre las recomendaciones encontramos al VIX puesto que, en caso de que las cosas vayan mal es muy probable que empiece a cotizar al alza, y también sobre la libra en su cruce con el euro.”