José Luis Herrera, de CMC Markest, analiza la situación del Ibex 35, tras los vaivenes provocados por la incertidumbre política en España e Italia y considera como objetivo en el corto plazo para el selectivo “un amplio rango entre los 9.800 y los 9.950 puntos”, aunque advierte de que “mientras los bancos y Telefónica, los valores que tendrían que ir a superar sus zonas de resistencias más cerca, no vamos a ver a un Ibex tomando impulso con solvencia”.

Repasamos la situación e Wall Street. El Nasdaq tocó ayer máximos, ¿Cómo ve la situación en EEUU?

Fíjate que el sector tecnológico fue uno de los que más debilidad llegó a tener con toda la crisis de Facebook. El Nasdaq 100 está en alto, según el gráfico. Hubo un pequeño pico en marzo, en los 7.186. Está prácticamente en esos niveles. Destacar que el Russel 200, el índice de las 2.000 compañías de mediana capitalización, ya viene conquistando máximos tras máximos desde hace varias semanas. Los más rezagados sería en el S&P 500 y el Dow Jones, que van a la zaga. Es aspecto de S&P 500 es también muy interesante porque hubo un triángulo de consolidación desde los altos del mes de enero a toda la zona de corrección de febrero. Esa triangulación, la ha roto hace no muchas semanas. La semana pasada, además, hubo un movimiento muy interesante. Se apoyó en la línea que marcaba el triángulo y lo que antes era una resistencia, ahora se convierte en un soporte. Está superando los máximos relativos anteriores, todo apunta a que debería continuar la subida. Por lo tanto, esas divergencias que podría haber entre índices se resolvieron en el S&P 500. En el muy corto plazo, podríamos trazar un Fibonacci desde sus altos hasta sus mínimos y más o menos en esta zona se estaría topando con el 61,8% de retroceso de toda la caída previa. Una zona que quizá no sea fácil de recuperar en el corto plazo. Posteriormente sí debería retomar las tendencias.

En Europa la semana pasada hubo mucho nerviosismo y volatilidad. ¿Ve interesante la situación que se queda en el Dax o el Eurostoxx?

En el caso del DAX 30, desde los mínimos que cotizaba en el mes de marzo, 26 de marzo creo, que hizo niveles próximos a los 11.700 puntos, es innegable que la sucesión de máximos crecientes que ha tenido le ha otorgado esa fuerza alcista hasta llegar a superar los 13.200 puntos hace no muchas jornadas. Ahora mismo, proceso correctivo que le ha llevado a toparse con el 38,2% de retroceso de todo ese tramo de subida previa, lo cual es una señal, a priori, de fortaleza. Muchas veces nos fijamos sólo en los máximos relativos. Si hubiésemos estado viendo la zona de soportes anteriores se podría haber llegado a pensar que la pérdida de 11.750/11.800 era un nivel de debilidad, de posibilidad de que ahondaran las correcciones. Sin embargo si nos vamos a la directriz alcista vemos que era un nivel que todavía permitía cierto margen para apoyar una recuperación.

Comentar que el Euro Stoxx, haciendo una comparación con el Dax, ha tenido más debilidad en la corrección que ha tenido de todo el tramo de subida previo desde los mínimos de marzo. No se ha apoyado en el 38,2%, sino en el 61,8% de Fibonacci pero al parecer lo está respetando y eso es una señal de cierta fortaleza, el hecho de que no haya perforado los 3.390 puntos. Por lo tanto, debería continuar la tendencia alcista que tiene.

Vemos al Ibex 35 cerca de los 9.800 puntos. ¿Soportes y resistencias del selectivo español?

Los 9.800 sería la primera zona a vigilar. Un amplio rango entre los 9.800 y los 9.950 puntos podría ser el objetivo a alcanzar en el corto plazo. Es un poco indefinida la evolución del índice pero podríamos hacer una similitud con el comportamiento que tuvo en febrero y marzo. Extrapolándolo a la situación actual se podría perfectamente replicar ese escenario de todo ese tramo comentado. La sobreventa del RSI es muy similar. No sería descartable un movimiento por lo menos hasta esa zona, una cierta recuperación y después retomar, por qué no, la tendencia. Pero no hay que tirar las campanas al vuelo. Puede haber situación de incertidumbre, puede haber inestabilidad. Mientras los bancos y Telefónica, los valores que tendrían que tirar, ir a superar sus zonas de resistencias más cerca, no vamos a ver a un Ibex tomando impulso con solvencia.

Uno de los valores ‘calientes’ en el Ibex es Cellnex después de que Abertis haya hecho una colocación del 4,1% del capital con un descuento del 0,7%. ¿Cómo ve el gráfico de la compañía?

Ya venía descontado esas opciones que tenía entre ACS y Atlantia para desprenderse de parte del capital. Eso lo vemos con la sucesión de mínimos crecientes, con ese apoyo tan ortodoxo en la directriz alcista que mantenía desde enero de 2017. El último apoyo lo tuvimos la semana pasada en la zona de los 21,40/21,45 y el aspecto, mientras no pierda este nivel, es muy positivo. El hecho de perderlo no necesariamente significaría revertir la tendencia. Sí le podría inferir un poco más de debilidad en el corto plazo. Mientras que siga con esta sucesión, el siguiente objetivo son los altos del mes de abril. Naca hace pensar que no vaya a continuar con el buen comportamiento técnico que tiene el valor.

Inditex rebotó en la sesión del lunes, Repsol también es un valor que lo está haciendo bien en el año. ¿Qué nos dice el gráfico respecto a estas dos compañías?

En el caso de Inditex, después de que el canal en el que venía discurriendo la cotización  se perdiese a principios de año con una vela bajista contundente, lo que ha intentado hacer desde entonces es detenerse en una zona a priori sin cumplir un objetivo bajista que podría haber sido la anchura del canal. También es cierto que acumulaba sobreventa extrema que le hizo rebotar a una zona de pullback. Una vez perdida la directriz alcista de largo plazo está yéndose a topar con esa directriz para volver a intentar meterse por encima de la misma y del canal comentado. Podría tener margen hasta los 29/29,40. Va a ser clave. Si llega a esos niveles, ahí hay que ver si tiene suficiente fuerza como para situarse en la tendencia alcista o no, o si es un movimiento de repulsa del precio, según ese pullback comentado, y volver a la debilidad. A mi juicio, debería ser una zona de venta, pero si supera esos niveles veríamos a Inditex volver a la tendencia alcista de largo plazo”.

En el caso de Repsol, es muy interesante el gráfico porque en el largo plazo había una zona desde los altos de 2007, coincidiendo con los altos del petróleo, había una gran directric bajista que frenaba las recuperaciones. Esta situación se ha superado recientemente con la superación de los 15,80/16,0 euros por acción. En el corto plazo, una vez superada esa zona, se ha topado con esta pequeña línea de aceleración y ha ido justo a tantear de nuevo. Se ha topado por debajo de los 16,15 que le ha servido para tomar impulso, para retomar la situación alcista. No debería perder los 15,20. Siguiente nivel de referencia, sería la zona de alto que se llegó a cotizar por encima de los 17,20/17,30. A partir de ahí, acompañar la evolución del valor. Mientras siga haciendo mínimos crecientes es un valor para tener en cuenta. La evolución del petróleo no parece que vaya a revertir en el corto/medio plazo. Es un valor a seguir teniendo en cartera. Repsol es uno de los valores que mejor se está comportando dentro de la bolsa española.