¿Recesión o japonetización de la economía? Depende de cuál de las dos circunstancias se dé en Europa, habrá una oportunidad histórica o no para hacer cartera.
Cuando decidimos invertir en compañíñas Solidas, solventes y bien diversificadas se incluye a Telefónica. La suspensión del dividendo “se hace para no tener que tocar el pago de los intereses de sus deudas. Para una empresa de este tipo no se pueden quedar fuera del mercado de capitales, si un día dejaran de pagar un cupón se acabaría la financiación o la tendrían a unos precios inviables”, explica Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim EAFI.

En cuanto a la prohibición de cortos sobre determinadas compañías de la bolsa española y su efecto sobre los fondos inversos, Alvargonzález reconoce que si “utilizamos fondos inversos sobre índices, no afectaría. Si lo haría en mayor medida sobre fondos que apuesten contra determinados valores – fondos de inversión libre o incluso normales – pero en el caso de los fondos inversos referenciados al índice no afectará”.

La volatilidad es el índice del miedo, hemos tenido y seguirá habiendo miedo, los políticos van poco a poco pero en el camino que han cogido es el correcto. Supervisión bancaria única, actividad presupuestaria única….”y de ahí se daría permiso al BCE para hacer su trabajo que es comprar masivamente deuda de países como España”. Hasta que lleguemos ahí “y si llegamos, el miedo seguirá apareciendo y la volatilidad nos permite sacar partido del mismo”.

“Creo que en los mercados, las grandes inversiones se hacen aprovechando este tipo de situaciones”. El problema es que los gobernantes actuales no tienen ni la madera ni el liderazgo para tomar las medidas necesarias por lo que ¿dónde está el fondo del mercado español? Seremos rescatados probablemente por lo que “estoy de acuerdo en que vemos oportunidades en renta fija de alta calidad, un banco de los grandes – que no dejarán de pagar sus deudas – y una cartera compuesta de las mejores compañías europeas, es una oportunidad única”. En los valores, la única forma que recomendamos es cubriéndolos: comprar determinados valores, cobrar el dividendo y tener algún producto que cuando baje el valor, suba.

El problema aquí es pensar en lo que tendremos en Europa ¿recesión o japonetización? Si es la primera, tenemos una oportunidad única para comprar a precios bajos para cuando se recupere la economía. Pero ¿y si Europa se estanca durante años? Las operaciones corporativas serán oportunidad cuando comience a haber cierta recuperación de las cosas. Cuando cortas el dividendo, cuando hay compañías que dudan si lo pagarán…hay que ser un poco inconsciente si te frenas a hacer operaciones corporativas. No creo que esto pase aquí porque la economía europea es más dinámica pero es una opción que no podemos descartar.

Video  grabado el 26/7/2012